Economía

Yoga y meditación para evitar estrés por COVID

covid

Vanessa Cañizales trabajaba en el departamento de marketing de una compañía de eventos hasta que irrumpió la pandemia de COVID-19.

La crisis económica se cebó con su compañía y la mujer; una venezolana que lleva viviendo una década en el sur de la Florida; quedó desempleada. Desde ese momento; “el miedo y la ansiedad” se apoderaron de ella por la incertidumbre sobre el futuro de la pandemia.

Le puede interesar: Vacunas contra covid-19: En América Latina todavía no han llegado

La historia de Vanessa no es un caso aislado. Varios estudios apuntaron que solamente en los primeros cinco meses de pandemia; las consultas por depresión y ansiedad en Estados Unidos incrementaron un 335 por ciento. Son otros de los efectos colaterales del coronavirus en la población, unas consecuencias que, incluso, podrían dejar secuelas para siempre.

“Esto se puede convertir en una situación crónica y en el caso de que una persona sienta algún tipo de estrés mental tiene que desplegar un plan y conocer los recursos disponibles que tiene a su alcance para lidiar con eso”, comenta la psicóloga Vivian González, una reconocida doctora especializada en los trastornos mentales que en estos meses ha recibido un gran número de consultas de personas que estaban tratando con problemas relacionados con la ansiedad y la depresión por el coronavirus.

Crear un plan

Lo que recomiendan los expertos consultados por la Voz de América es diseñar una agenda diaria con un plan que incluya actividades físicas moderadas, comidas, tiempo para leer y conversar con seres queridos. Es decir, una rutina con la que las personas puedan sentirse más o menos ocupadas durante todo el día.

“Si la gente hace actividades logrará bajar los niveles de cortisol y subirán los químicos de la felicidad. Veremos cómo nos empezamos a sentir mejor, y esa es la fórmula”, comenta Christina Balinotti, otra de las expertas consultadas por la VOA para la redacción de este reportaje.

Esas recomendaciones fueron las que los psicólogos defendieron al inicio de la pandemia, ahora hace un año, cuando la mayor parte de la población se vio obligada a encerrarse en casa durante varias semanas y evitar las actividades sociales.

Cañizales, aunque se vio desesperada por el impacto de la crisis sanitaria, encontró en el yoga y la meditación la solución perfecta para lidiar con este tipo de trastornos mentales.

“Yo te diría que las prácticas de yoga y de meditación son sumamente importantes y me ha ayudado, no a evadir los problemas del coronavirus, sino a enfrentarlos, como podría ser los síntomas de fatiga, estrés, ansiedad y la incertidumbre por el futuro”, dijo la joven venezolana en entrevista con la VOA.

Ahora ella, desde su estudio de yoga en la ciudad de Miami, también ayuda a otras personas que están pasando por su misma situación por la pandemia. “A veces te encuentras sola, desorientada y sin saber qué hacer, eso causa una gran presión mental”, admite ella.

Yoga y meditación para prevenir estrés por Covid

La práctica del yoga y de otras actividades holísticas están recomendadas por la comunidad médica, ya que se ha comprobado científicamente que tiene resultados satisfactorios.

“La realización de yoga y la meditación tiene una gran cabida en el mundo moderno porque podemos integrar diferentes técnicas y orientaciones para llegar al mismo propósito”, expone González al tiempo que defiende “enérgicamente” este tipo de actividades.

Douglas Bernal, que se denomina coach espiritual, ofrece sesiones de meditación y espiritualidad para aquellas personas que están sufriendo los estragos del coronavirus. Confiesa que en los últimos tiempos “es impresionante cómo las personas están necesitadas, están ávidas de amor y de espiritualidad porque este distanciamiento ha provocado mucha sensación de vacío”, comenta.

Ansiedad entre los médicos

Los expertos también alertan de las consecuencias nefastas que la pandemia está teniendo entre el personal sanitario de primera línea.

“Los médicos también están sufriendo psicológicamente debido al estrés de esta crisis médica”, afirmaba Vivian González.

“Los profesionales de salud están muy expuestos y eso genera miedo, y ante el miedo cualquier persona puedan entrar en shock. Todas estas situaciones crean un impacto emocional bien contundente que puede determinar o culminar en un estrés postraumático”, alertó González

También pueden gustarte

Leer Más