Política

Un artista sustituye en Bristol la estatua del esclavista Edward Colston por la de una activista del movimiento Black Lives Matter

Un artista sustituye en Bristol la estatua del esclavista Edward Colston por la de una activista del movimiento Black Lives Matter


La estatua del esclavista Edward Colston ha sido reemplazada en la ciudad británica de Bristol durante la madrugada de este miércoles por la escultura de una de las manifestantes que participó en su derribo. La protagonista de la nueva figura es Jen Reid, fotografiada con el puño en alto durante las manifestaciones del movimiento Black Lives Matter de junio que se extendieron desde EEUU al resto del mundo. Ha sido erigida por un equipo dirigido por el artista Marc Quinn, según informa The Guardian.

El equipo llegó durante la madrugada en un par de camiones y trabajó rápidamente para levantar la figura de Reid, quien ha asegurado haber pensado en la idea durante semanas junto a Quinn. La colocación de la estatua ha sido una sorpresa para las autoridades, que todavía se encontraban debatiendo opciones para el emplazamiento. A los pies de la figura se encuentra una placa de cartón en la que se lee el lema contra la brutalidad policial y el racismo “Black Lives Matter”, que significa «las vidas negras importan».

Después de haber organizado cuidadosamente el plan, han conseguido colocar la figura en unos quince minutos, el tiempo exacto antes de que apareciese la Policía. “Han sido muy eficientes”, ha asegurado Reid, que es peluquera y acudió a la manifestación con su marido. Formó parte del grupo que tiró la estatua de Colston al río después de que fuera derribada. “Estar allí arriba, con el puño en alto, fue un momento increíble, y esto lo captura. Me pone la piel de gallina», ha dicho la activista al diario británico.

Marc Quinn, por su parte, es un artista conocido por obras como su “retrato de sangre”, un busto de su propia cabeza realizado a base de silicona y varios litros de su sangre. “Siempre he sentido que parte de mi trabajo consiste en acercar el mundo al arte y el arte al mundo”, ha asegurado el artista, que ya había participado en creaciones inspiradas en manifestaciones y denuncias sociales. También ha explicado al medio británico que la estatua se ha instalado de tal manera que sería «extremadamente difícil de mover», pero ha dejado claro que «no es una obra de arte permanente».

La estatua de Reid podría encender, de nuevo, el debate acerca de las esculturas públicas en Reino Unido que se inició con la caída de Colston hace más de cinco semanas. El movimiento Black Lives Matter ha continuado presionado y ha iniciado una campaña para eliminar la figura del imperialista victoriano Cecil Rhodes pese a las palabras del primer ministro Boris Johnson, quien ha asegurado que tumbar estatuas es “mentir sobre nuestra historia”.

Aunque ha habido algunas ideas sobre qué hacer con la figura de Colston, todavía no había sido tomada ninguna decisión oficial al respecto. La estatua del esclavista se está restaurando después de que los manifestantes la pintaran y la arrojaran al mar. Tras este suceso, el alcalde de Bristol, Marvis Rees, aseguró que no podía aprobar el ataque, pero consideraba la acción “poesía histórica”. En junio, Rees aseguró que pretendía entablar una conversación abierta sobre el tema con la ciudadanía.



Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más