Política

«Triunfar en la vida no es ganar, es levantarse y volver a empezar»

"Triunfar en la vida no es ganar, es levantarse y volver a empezar"



El expresidente de Uruguay José Mujica ha presentado este martes su renuncia al Senado del país suramericano dejando como mensaje que «triunfar en la vida no es ganar, es levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae». También ha renunciado el exmandatario Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000). Ambos obtuvieron sus escaños en las elecciones celebradas en octubre de 2019, pero su avanzada edad (Sanguinetti tiene 84 y Mujica 85) les ha hecho justificar su ausencia del resto del período legislativo, que concluye en 2025.

«Yo tengo mi buena cantidad de defectos, soy pasional, pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio, porque aprendí una dura lección que me impuso la vida, que el odio termina estupidizando, nos hace perder objetividad», ha dicho Mujica en una sesión extraordinaria en la Cámara Alta. «Hay un tiempo para llegar y un tiempo para irse en la vida», ha sentenciado el exmandatario sobre su renuncia al escaño de senador, algo que ya había anunciado meses atrás y que ratificó en la jornada de las elecciones departamentales y municipales, celebradas el 27 de noviembre.

«Me está echando la pandemia. Ser senador significa hablar con gente y andar para todos lados. El partido no se juega en los despachos y estoy amenazado por todos lados, por doble circunstancia: por vejez y por enfermedad inmunológica crónica», ha argumentado.


Mujica ha apelado a la figura de Alejandro Atchugarry, político del Partido Colorado que ocupó su banca años atrás y fallecido en 2017, al que ha calificado de «símbolo de algo perdurable» que hay que conservar. «La bonhomía a pesar de las rispideces de este país que, a pesar de ser pequeño, debe huir de las grietas», indicó.

El ya exsenador, cuyo lugar en la Cámara Alta ocupará Alejandro Sánchez, también del Frente Amplio, se ha referido a la nueva época en la que le ha tocado vivir, dominada por la tecnología y descartó que piense en alguna sucesión -ya que muchos señalan a Sánchez y a Yamandú Orsi, intendente de Canelones, como sus ‘hijos políticos’-. «En política no hay sucesión, hay causas. Todos pasamos, algunas causas sobreviven y se tienen que transformar y lo único permanente es el cambio. La biología impone cambios, pero también tiene que haber una actitud de dar oportunidad a nuevas generaciones», ha señalado.

El exguerrillero José Mujica fue elegido senador en las elecciones celebradas en octubre de 2019, pero ya había ocupado la banca en la Cámara Alta entre 2000 y 2005 y de 2015 a 2018. Además de ocupar la Presidencia de la República entre 2010 y 2015, fue ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca entre 2005 y 2008.

Por su parte, Sanguinetti, que fue presidente en dos periodos (1985-1990 y 1995-2000), ha reflexionado que «los partidos políticos son los que encauzan, orientan, vertebran y articulan y eso es fundamental, sobre todo en tiempos de burbujas publicitarias y redes sociales».

Ambos estuvieron en veredas opuestas durante toda su trayectoria, tanto ideológicamente como en su forma de vida, pero este martes eso no importó y hubo elogios de uno hacia otro.

«Es un viejo luchador, importante, que representa una parte de la opinión pública de este país», ha enfatizado Mujica sobre Sanguinetti, mientras que este último subrayó que la despedida conjunta habla de que es «una hora de conciliación, una hora de reafirmación democrática».



Source link

También pueden gustarte

Leer Más