Entretenimiento

Televisión: “Gamboa”: los secretos de la serie que tuvo un capítulo escrito por Ma

Televisión: “Gamboa”: los secretos de la serie que tuvo un capítulo escrito por Ma


Sirenas de policías, disparos y pasos acelerados advertían que la serie policial peruana más popular de los años 80 estaba por comenzar. “Gamboa” fue la respuesta de la televisión made in Perú a los enlatados gringos como “Starsky y Hutch”, “Kojak” y Baretta. “Gamboa” no fue la única opción de entretenimiento sobre las fuerzas del orden y los delincuentes de esa década, pero sí la que mejor funcionó.

Concebida en 1983, bajo la dirección de Luis Llosa Urquidi, la ficción de Panamericana Televisión tuvo en el rol estelar a Eduardo Cesti. El experimentado actor dio vida a Gamboa, un mayor de la entonces Policía de Investigaciones del Perú (PIP) encargado de desentrañar los casos policiales más encarnizados de aquella época, de la mano de los alférez ‘Kike’ Maldonado (Jorge García Bustamante) y el ‘Chato’ Campos (Ramón García).

MIRA: “Risas y salsa”: Adolfo Chuiman miraba por encima del hombro a los comediantes de TV y más secretos

En sus tres diferentes etapas, la producción de la serie recayó en: Margarita Morales, Susana Bamonde y Michelle Alexander. “‘Gamboa’ fue una idea de Lucho (Llosa), le encantaba el género, por eso le propuso a Genaro (Delgado Párker) hacer unitarios sobre policías de una vez por semana. Salíamos todos los miércoles a las nueve de la noche. Fue un trabajo bien elaborado, los actores recibieron instrucciones de la PIP en relación a manejo de armas y tácticas de investigación”, recuerda Morales.

La ficción de Canal 5 caló hondo en el televidente y en sus protagonistas. Ramón García, quien además de actuar tuvo a su cargo la dirección de cásting, rememora esta etapa televisiva con gran nostalgia.

Nos divertíamos bastante grabando, éramos unos locos, hicimos cosas arriesgadas. La mayoría de casos eran reales, me parece que eran proporcionados por el departamento de criminología de la policía”, señala el actor, para luego explicar cómo gestó al leal ‘Chato’ Campos.

Le puse ese nombre en honor a un compañero de la escuela (del Colegio Militar Leoncio Prado). Estuvo inspirado un poco en Serpico ( el agente del Departamento de Policía de Nueva York Frank Serpico) de Al Pacino. Como tuve educación castrense no me costó construir el personaje. En ese tiempo era bastante ágil, pesaba 60 kilos y había pertenecido al equipo de atletismo del colegio”, refiere.

En la memorable escena inicial de la producción peruana, Gamboa aparecía en el puerto pesquero del Callao, distraído, pescando, cuando alguien lo interrumpe para ofrecerle un caso. Han pasado casi cuatro décadas desde que se estrenó el programa y el televidente sigue relacionando a Cesti con su rol del oficial de la Policía de Investigaciones que terminó de detective privado.

‘Gamboa’ revolucionó la televisión nacional, era cine con formato de televisión, pues Lucho llevaba el código del lenguaje visual cinematográfico. Para ese proyecto se juntó con Cusi Barrio y Pepe Huayhuaca. Hacíamos fugas, grabábamos en exteriores, utilizábamos locaciones alejadas de Lima. Todo ello representaba gran inversión de tiempo. El primer capítulo, creo que se llamaba ‘El gran robo’, basado en un asalto a una camioneta que traía dinero del Banco de la Nación de La Oroya por la Carretera Central, se grabó en dos o tres semanas. El canal se sorprendió porque grabar un capítulo de una telenovela, demoraba máximo dos días”, evoca García.

Eduardo Cesti protagonizó "Gamboa", la serie policial peruana de mayor éxito de los años 80. (Foto: archivo El Comercio)
Eduardo Cesti protagonizó «Gamboa», la serie policial peruana de mayor éxito de los años 80. (Foto: archivo El Comercio)

La otra cara de la moneda

Paralelamente a “Gamboa”, Canal 5 tenía en su parrilla televisiva otra serie policial, pero de la Guardia Civil: “Barragán”. Esta producción no contó con el suceso de la protagonizada por Cesti debido a las enormes restricciones que habrían tenido los realizadores para sacar adelante el proyecto.

Pese a tener un importante elenco de actores, ‘Barragán’ no funcionó porque tenía la supervisión permanente de la Guardia Civil. Les revisaban los guiones, hasta les decían qué tenían que hacer”, detalla el gran actor nacional que formó parte de la producción de HBO “The New Pope”.

Anécdota

Entre los innumerables anécdotas que vivió en la serie, García recuerda -con especial lucidez- el día en que un oficial de la policía le llamó la atención por la forma de hablar de su personaje. “Me dijo: ’La policía de investigación no habla así‘. Le respondí: ‘Tienes toda la razón, porque ustedes hablan como los delincuentes’. Es que un policía no puede ser pulcro en su léxico porque diariamente se relaciona con gente que habla ‘otro idioma’. Para comprender al enemigo tienes que hablar su idioma”.

Rol femenino

Las mujeres tuvieron un rol preponderante en la serie. Casi una década después de haber ganado el Miss Perú Universo, Lourdes Berninzon Devéscovi hizo su primera aparición en la pantalla chica como actriz interpretado a una villana sin escrúpulos ni pudor. Diana Quijano Valdivieso también se abría paso en la actuación, en el rol de una audaz mujer policía. La primera de la TV peruana.

Cuando "Gamboa" y "Barragán" eran los representantes del Policial en Perú. Foto: Arkivperu.com.
Cuando «Gamboa» y «Barragán» eran los representantes del Policial en Perú. Foto: Arkivperu.com.

Entrega de antología

Uno de los capítulos más importantes de la ficción de Panamericana TV, fue el “El rapto de la novia”, escrito por el premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa (primo de Luis Llosa), y protagonizado por Marilda Castro, Ricardo Blume, José Enrique Mavila y Juan Manuel Ochoa.

Fue una súper entrega, duró dos episodios. Nunca se había hecho una cosa así en la televisión peruana. Tuvimos helicópteros, persecuciones, grabamos en Huachipa, en el Morro Solar. Fue bien bacán”, detalla Margarita Morales.

El primer malvado que hice en la televisión fue ‘El Místico’, en el relanzamiento de ‘Gamboa’. Yo era un principiante, pues estamos hablando de principios de los ochenta. En la historia secuestro a Marilda y después de una larga persecución, ella deja a todos perplejos revelando que se había enamorado de mí. Por primera vez en esa teleserie, el antagonista ganó y el protagonista mordió el polvo de su derrota. Allí me di cuenta de que ese era mi camino en la actuación. De alguna forma, el laureado escritor me descubrió como malvado”, señaló sobre aquel capítulo, Juan Manuel Ochoa en una con La República.

El fin

Con el paso del tiempo, “Gamboa” pasó de ser un programa de emisión semanal a uno diario, con el protagonista retirado de la policía y transformado en un investigador privado. En una segunda etapa, Cesti tuvo a Antonio Arrué (alférez Reátegui) y a Víctor Prada (’Rata’ Murguía) como compañeros de aventuras de acción. Y en un último intento por remontar el declive en el que se encontraba, Llosa sumó a las filas de su producto a Javier Solis Llerena y Alfredo Álvarez Calderón (actor peruano que se internacionalizó, apareciendo periódicamente en la producción estadounidense ‘Miami Vice’). Pese a los drásticos cambios, la serie policial peruana no recuperó el brillo de sus inicios e -irremediablemente- pasó al retiro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR



Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más