Política

Policía de Trinidad y Tobago recibió al embajador de Venezuela y asegura que protegerá a los venezolanos


28-11-20.-El comisionado de la Policía de Trinidad y Tobago, Gary Griffith, afirmó que se implementarán las medidas de seguridad necesarias para garantizar la protección de los venezolanos en ese país, mientras se espera la decisión de las autoridades locales respecto a los 16 niños de esa nacionalidad que esperan asilo tras ser deportados.

Medios locales informan este sábado 28-N de que Griffith dio esa garantía tras reunirse con Carlos Amador Pérez, embajador de Venezuela en Trinidad y Tobago, quien realizó una visita de cortesía a las oficinas centrales de la Policía en Puerto España.

El diplomático venezolano identificó áreas de cooperación en relación a la gran cantidad de nacionales de Venezuela que residen en Trinidad y Tobago, con el objetivo de desarrollar un mecanismo más efectivo para la tramitación y resolución de asuntos consulares.

Griffith se comprometió a seguir compartiendo información sobre iniciativas contra el crimen, pero no se dieron detalles de la situación por la que atraviesa el grupo de 16 niños, más algunos adultos que los acompañan, caso sobre el que deben pronunciarse las autoridades del país caribeño.

Para avanzar sobre ese asunto, el ministro de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, Stuart Young, anunció que mantendrá una reunión con su homólogo venezolano.

Young confirmó en el Parlamento la reunión a preguntas de la oposición, que sigue a una solicitud que fue recibida en comunicación diplomática por parte de la Embajada de Venezuela.

Respecto a la pregunta de la oposición sobre la deportación del grupo de venezolanos, Young dijo que el grupo fue «escoltado» fuera de las fronteras de Trinidad y Tobago.

Matizó que la ley al respecto es clara e insistió en la palabra «escoltar».

Medios del país caribeño destacan que familiares de los niños se concentraron junto al centro de detención con suministros para los menores, en un centro de detención en la localidad de Erin.

Cerca de una treintena de personas, incluidos 16 niños, el más joven un bebé de cuatro meses, fueron arrestados en la localidad de Chatham, en Trinidad, la semana pasada, y detenidos en una estación de la Policía. 

El domingo pasado salieron en una embarcación deportados rumbo de vuelta a Venezuela, pero tras cerca de 2 días en paradero desconocido regresaron a Trinidad y Tobago en estado muy deteriorado. 

El grupo de 16 niños, acompañados por algunos adultos, trataría de reunirse con sus padres, que supuestamente disponen de permiso de residencia en el país.

El pasado 26 de noviembre los abogados lograron frenar un nuevo intento de Trinidad y Tobago de repatriar a los 16 niños y 10 adultos venezolanos. 

En este mismo orden de cosas el canciller de Venezuela anunció una «necesaria» reunión con Trinidad y Tobago para revisar política de movilidad humana tras la deportación de los 16 niños venezolanos.

*Con información de Efe





Source link

También pueden gustarte

Leer Más