Política

«Pesimismo» en Londres y Bruselas mientras la negociación del Brexit llega bloqueada a las horas límite

"Pesimismo" en Londres y Bruselas mientras la negociación del Brexit llega bloqueada a las horas límite


Londres y Bruselas se dan hasta el miércoles. Es la fecha tope. Una más, pero esta vez para más real que las anteriores. Entre otras cosas, porque el 1 de enero de 2021 es cuando se acaba el periodo de transición vigente y, porque Reino Unido no pidió una extensión, esa fecha es inamovible.

Biden muestra a Boris Johnson su soledad en el tramo final de las negociaciones del Brexit

Biden muestra a Boris Johnson su soledad en el tramo final de las negociaciones del Brexit

Saber más

Tic, tac, tic, tac… Después de un parón este sábado, las negociaciones se han reactivado el domingo, pero este lunes el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ha reconocido que la cosa no pinta bien ante los embajadores de los 27 ante la UE y la comisión del Brexit del Parlamento Europeo. Y este lunes, a las 17.00, hablarán por teléfono el primer ministro británico, Boris Johnson, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

En paralelo, el vicepresidente de la Comisión Europea Maros Sefcovic, se reúne este lunes con su homólogo, Michael Gove, en la comisión del conjunta para la implementación del acuerdo de retirada del Brexit, que se produjo el 31 de enero de 2020. «Me voy a reunir con Michael Gove hoy en Bruselas para discutir la implementación del Acuerdo de Retirada, incluido el Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte. Estamos trabajando duramente para asegurarnos de que esté en pleno funcionamiento a partir del 1 de enero de 2021».

La clave de esa reunión es que se produce el mismo día en que el Gobierno británico tiene que decidir sobre algo que es un todo o nada en las negociaciones: seguir en la Cámara de los Comunes con la ley del Mercado Interior que reescribe el protocolo de Irlanda del Norte que garantiza la frontera invisible en la isla. 

Mientras eso pasa, Barnier ha negado este lunes que Reino Unido y la UE se estén acercando en el eterno desacuerdo sobre la pesca, la gobernanza y la igualdad de condiciones [level playing field]. En una reunión con los embajadores de los 27, Barnier ha defendido que depende del primer ministro británico, Boris Johnson, dar el siguiente paso, desmintiendo informaciones que circulaban desde Londres sobre un supuesto avance en el asunto de la pesca.

La llamada telefónica de este lunes por la tarde entre Johnson y Von der Leyen, es clave, según las fuentes diplomáticas, que señalan que loas posiciones permanecen «lejos» es asuntos claves.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, ha afirmado a su llegada a Bruselas este lunes por la mañana para un Consejo de ministros de Exteriores que Barnier ha realizado una evaluación «muy sombría y pesimista» de las perspectivas de un acuerdo con los embajadores de la UE: «Es muy cauteloso con la capacidad de progresar hoy».

«Las negociaciones han llegado al final, el tiempo se acaba rápidamente. A pesar de las intensas negociaciones hasta anoche, las diferencias en la igualdad de condiciones, la gobernanza y la pesca aún no se han superado. El resultado aún es incierto», dicen las fuentes, que advierten de que las conversaciones sobre el brexit podrían fracasar en horas a menos que haya avances este lunes.

En el asunto de la pesca, Reino Unido se resiste a las demandas de la UE de que países como Francia y Bélgica conserven sus derechos de pesca históricos en el área de 6 a 12 millas náuticas de la costa británica. Las dos partes también siguen negociando sobre la duración de un período de transición de varios años durante el cual se salvaguardaría el acceso de los barcos pesqueros de la UE a las aguas del Reino Unido, explica Financial Times, que señala que ha surgido una nueva complicación debido a las demandas británicas relacionadas con la propiedad de los buques pesqueros registrados en el Reino Unido.



Source link

También pueden gustarte

Leer Más