Entretenimiento

«Para ver algo como una oportunidad y no como un problema, antes tienes que aceptarlo»

«Para ver algo como una oportunidad y no como un problema, antes tienes que aceptarlo»


Situaciones como la que el mundo está viviendo actualmente con la crisis del Covid-19 han hecho temblar los cimientos de la sociedad occidental, de la economía mundial y la de nuestra propia existencia.

El estilo de vida que conocíamos, basado en una ilusoria sensación de control, ha quedado patas arriba. Y el «culpable» de ello ha sido, ni más ni menos, que un actor de reparto venido a más que entra en escena trastocando todo y adquiriendo el papel de protagonista invisible.

Sin embargo, tal vez la vida no de puntada sin hilo, y este duelo nos ofrezca la oportunidad de descubrir que podemos valorar, disfrutar y vivir plenamente todos y cada uno de los momentos de nuestra existencia, sin la necesidad de controlar las circunstancias externas.

Hemos podido comprobar, por nuestra propia experiencia con el Covid, que nunca hemos tenido, ni tendremos, el control sobre la vida. No está en nuestra mano cambiar lo que ya «es», ni predecir lo que será. Pero lo que si podemos hacer, lo que sí está en nuestra mano, y esta situación en concreto nos da la oportunidad de descubrir, es que somos libres para decidir de qué forma queremos vivirlo, y cómo podemos utilizar todo lo que surge para avanzar.

Tenemos dos opciones, según explica la experta en mindfulness, Úrsula Calvo: verlo como un problema, o como una oportunidad. «Puedes elegir cualquiera de ambas, pero elijas la que elijas no va a cambiar lo que ya ha sucedido», aclara.

La experta explica que, cuando en el pasado se enfrentó a su propia «catástrofe personal», se dio cuenta de que la vida era «muy difícil». Era tan evidente, según afirma, que sólo pudo rendirse y aceptarla tal y como es. «Curiosamente, en el momento en que acepté este hecho, me sentí profundamente liberada y en paz. Y curiosamente, al parar la inercia de la queja, de la lucha agotadora, descubrí su lado amable. Me di cuenta de que la mayoría de mi sufrimiento, lo que de verdad estaba haciendo tan difícil mi vida, no eran las situaciones en si, sino la no aceptación de esas situaciones. Sólo entonces pude encontrar la oportunidad que escoden. Y sólo entonces pude observar cambios reales y duraderos en mi situación de vida», argumenta.

La aceptación, tal como aclara, no es otra cosa que aliarte con la vida, con lo que sucede, con lo que es, es el secreto del cambio.

Fluir con la vida, puede parecer muy complejo. En seguida vienen a nuestra mente, en forma de película, las situaciones que estamos atravesando y que somos incapaces de aceptar, incluso bajo la promesa de ser la única vía para poder cambiarlas. Sin embargo, todo se simplifica cuando te das cuenta de que no es necesario aceptar «toda la situación», sino que tan sólo has de enfrentarte, según propone Úrsula Calvo, a un único momento cada vez: este momento «aceptar el ahora», vivir momento a momento sin dejarnos atrapar por puzles mentales que nos secuestran y a los que siempre les faltan piezas, nos instala en un estado de paz y alegría de vivir. Entonces surgen la energía, el entusiasmo, la amabilidad y la claridad mental que necesitamos para enfrentar, de la mejor manera posible, los inevitables desafíos de la vida.

En definitiva, no está en nuestra mano cambiar lo que ya «es», ni predecir lo que será. Pero sí que podemos aceptar la situación. Porque aceptar el momento que vivimos es evitar sufrimiento innecesario. Para incorporar la claridad mental que nos haga afrontar los desafíos de la vida y disfrutarla con más paz y alegría, la experta propone entrenar tu mente con unas sencillas prácticas de meditación y mindfulness de su plataforma  #MeditaEncasa.



Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más