Política

País Vasco | “Somos incapaces de llegar a todo”, advierten las sanitarias en la tercera jornada de huelga en el País Vasco – El Salto

País Vasco | “Somos incapaces de llegar a todo”, advierten las sanitarias en la tercera jornada de huelga en el País Vasco - El Salto


“Osakidetza [el Departamento de Salud vasco] solo plantea planes y líneas estratégicas desde un universo de gestión que nada tienen que ver con la realidad de la plantilla”. Clara y contundente se ha expresado esta mañana la portavoz del sindicato de enfermeras Satse, Amaia Mayor, a las puertas del Hospital de Cruces, en la tercera jornada de huelga en el sector. Bizkaia ha cogido hoy el testigo de Gipuzkoa, en huelga el pasado jueves, y enfermeras, médicas, técnicas de laboratorio, administrativas, celadoras y limpiadoras han salido a la explanada del hospital, pancarta en mano. 

“Es evidente que somos incapaces de llegar a todo”, ha advertido Esther Saavedra, del sindicato ELA, sobre el “tapón” que hay actualmente en el sistema sanitario vasco. “Hay muchas patologías además del covid. Con la suspensión de toda actividad ordinaria no urgente en marzo, se formó un colapso y aumentó la lista de espera y en otoño, de nuevo, la solución de Osakidetza ha sido volver a suspenderla. Eso nos parece muy grave. Las soluciones tienen que ser otras, la planificación debería ser otra y la solución no puede ser siempre dedicar todos los recursos a atender covid, sino reforzar los recursos para que podamos llegar a todo”, ha concluido Saavedra. 

Una plantilla mermada desde la anterior crisis económica ha salido por tercera vez a la calle para exigir al Gobierno vasco medidas en vez de palabras lanzadas desde despachos, “un universo de gestión que nada tiene que ver con la realidad”, indican desde el sindicato Satse

El seguimiento de la huelga convocada por Satse, ELA, LAB, SME, CC OO, UGT, ESK, SAE y Utese ha sido “importante”, califican los sindicatos. “La gente está cansada”, añade Mayor, “pero en una estrategia de invisibilización de las protestas, Osakidetza exige unos servicios mínimos mayores que cualquier día normal y mete en el recuento de personal no movilizado a los que están de libranza”, alerta.

La portavoz de las enfermeras ha explicado también con detalle a los medios de comunicación porqué desconfían del Departamento de Salud. Por una parte, “no hay voluntad de negociación sectorial desde junio”, mes en el que sindicatos y Gobierno vasco mantuvieron su último contacto. Por otra, consideran que los datos no cuadran y responden a una voluntad propagantística del Gobierno de Iñigo Urkullu. “La oferta de 4.000 puestos para esta legislatura ni siquiera cubrirá el número de profesionales que dejarán el sistema en cuatro años y que, ahora mismo, sabemos que serán 8.000 [por las jubilaciones]. 4.000 puestos ni estabilizarán la plantilla ni la aumentarán para adecuarla a las necesidades reales, y esa falta de personal queda patente en una pandemia como en la que nos encontramos”, ha indicado Amaia Mayor.

“Las carencias estructurales de la sanidad pública tienen consecuencias no solo en el bienestar de las personas, sino que condicionan nuestro desarrollo social, incluido el económico”, ha recordado Mercedes Poza (Utese)

Reivindicaciones

En el discurso leído ante el personal sanitario concentrado frente al hospital de referencia en Bizkaia, la portavoz de Utese, el sindicato del personal técnico, Mercedes Poza, ha exigido al Gobierno vasco que convierta la sanidad pública en una prioridad. “Una sanidad fuerte, con recursos humanos y materiales suficientes, es imprescindible para el bienestar colectivo; sus carencias estructurales tienen consecuencias no solo en el bienestar de las personas, sino que condicionan nuestro desarrollo social, incluido el económico”, ha recordado Poza.

Por ello ha solicitado que la partida presupuestaria para la sanidad pública se equipare a la media de la Unión Europea y que, de ella, el 25% se destine a Atención Primaria, y que se reviertan todos los recortes heredados de la anterior crisis económica, así como los servicios privatizados desde 2008. En materia de empleo, los sindicatos requieren un aumento urgente de la plantilla, con la incorporación de los empleos “ocultos en fraude” y la consolidación de las trabajadoras eventuales (alrededor del 25%). 

“La desinversión ha tenido un papel fundamental en la grave situación que vive nuestra sanidad pública, especialmente palpable en Atención Primaria, pero también presente en el resto de ámbitos, como los hospitales y la red de salud mental, donde la escasez de medios humanos y materiales, la sobrecarga sistemática de trabajo, las altas tasas de temporalidad y el agotamiento físico y emocional” han hecho mella en una plantilla que lleva meses alertando de que está “cansada” y que antes de la pandemia, en 2019, inicio una serie de movilizaciones para exigir soluciones en Atención Primaria. 

“Los déficits estructurales son consecuencia política de los recortes; no han nacido con el virus, pero se han agravado con él”, ha añadido Esther Saavedra, de ELA. 

Tras el foco de contagio en el Hospital de Gorliz, el sindicato Satse ha informado de que no hay cambios: “38 profesionales están afectados y aislados, y 16 pacientes han sido trasladados al Hospital Santa Marina de Bilbao. Entre ayer y hoy se ha procedido a la desinfección del hospital y siguen suspendidas las visitas de los pacientes que están en el final de la vida”, ha recordado con tristeza Amaya Mayor sobre las repercusiones que ciertas medidas tienen sobre la gente. Los datos de positivos en PCR en el País Vasco correspondientes a la jornada de ayer ascienden a 1.409, frente a los 1.401 del día anterior, informa Osakidetza.



Source link

También pueden gustarte

Leer Más