Entretenimiento

Música: Ennio Morricone, el inolvidable: artistas peruanos eligen su banda son

Retiro de  Ennio Morricone deja un gran vacío en al industria del cine. El veterano compositor nunca aprendió inglés y siempre vivió lejos del mundo de Hollywood.  (Foto: AFP)


Hasta el año pasado seguía en el escenario. Solo dirigía composiciones propias, y aunque ningún maestro le resultó ajeno, siempre desconoció influencias en su obra. Ennio Morricone, fallecido en la madrugada de este lunes a los 91 años, incluyó sonidos que nadie había atendido antes: silbidos, tañidos de campana, guitarras eléctricas o simples ruidos cotidianos. Si un cineasta quería huir de lo tradicional, debía visitar su estudio en Roma. Así lo hicieron Pasolini, Polanski, De Palma, Bertolucci, Roland Joffé, Oliver Stone, Tornatore, Tarantino y, antes que nadie, Sergio Leone, rey del spaghetti western.

Ennio Morricone y Quentin Tarantino. La muerte del músico deja un gran vacío en al industria del cine.  (Foto: AFP)
Ennio Morricone y Quentin Tarantino. La muerte del músico deja un gran vacío en al industria del cine. (Foto: AFP)

Autor de más de 500 bandas sonoras, entre películas y series, resulta imposible determinar la mejor de sus composiciones. Sin embargo, desde una subjetividad bien intencionada, pedimos a creadores locales compartir la que significó el ‘sountrack’ de sus vidas.

Cinema Paradiso

Si bien la cantante Susana Baca se rinde con “El Bueno, el malo y el feo”, y “1900”, es “Cinema Paradiso” (1989), la elegida, al igual que para la mayoría de consultados. Y sin temer caer en un cliché, la actriz Alejandra Guerra confiesa que debe haber visto el filme de Giuseppe Tornatore unas 20 veces a los 15 años. Coincide con ella su colega, Urpi Gibbons: “La música de “Cinema Paradiso” tiene una melancolía indescriptible, que saca sonrisas con lágrimas desde el comienzo, con alegría y dureza al mismo tiempo”. Opinan igual los dramaturgos Alfonso Santistevan y Alonso Alegría.

"Cinema Paradiso" se estrenó por primera vez en 1988. (Foto: Miramax)
«Cinema Paradiso» se estrenó por primera vez en 1988. (Foto: Miramax)

Parte del equipo directivo de La Combi Arte Rodante, plataforma de difusión alternativa para el cine, Teresa Castillo elige también este filme, especialmente la escena de los besos censurados. “La música de esa escena la hace única y especial”, dice.

Dos novelistas, Teresa Ruiz Rosas y Gustavo Rodriguez, se inclinan también por esta cinta. “No sé si habría llorado igual con las escenas de Toto con Elena y Alfredo si otro músico hubiera estado a cargo”, dice el autor de “Madrugada”.

El Bueno, el malo y el feo

Para la fotógrafa Ana María McCarthy, su primer contacto con la música de Morricone fue con los spaghetti westerns. Y por ello le dispara a “El bueno, el malo y el feo” (1966) como buena parte de los entrevistados. A la escritora Tilsa Otta nunca le gustaron los westerns, pero el filme interpretado por Clint Eastwood es la excepción. “Y pienso que la banda sonora tuvo que ver”, afirma. “Morricone construyó un duelo pop, cruces de miradas, trotes caballos, sentidos aguzados y expectativas vibrantes. Como Elvis en versión de Warhol empuñando el arma”, dice.

"El bueno, el malo y el feo", película estrenada en 1966. (Fuente: MGM)
«El bueno, el malo y el feo», película estrenada en 1966. (Fuente: MGM)

El filme de Leone es también elegido por el crítico Emilio Bustamante y el cineasta Álvaro Velarde, así como la escritora Micaela Chirif: “Cada vez que lo escucho me transporto a dos lugares: los agrestes paisajes del ‘spaghetti’ western y la cocina de casa donde los veíamos cada semana por canal 7”, dice. La periodista Fietta Jarque añade que “El bueno, el malo y el feo” le dio al western un giro moderno en su épica y cambió el eje del dramatismo.

La misión

Tres escritores y una bailarina eligen la banda sonora compuesta por Morricone para “La misión”, filme dirigido por Roland Joffé en 1986. Para Fernando Ampuero, entre decenas de piezas formidables, recuerda a menudo la suite “El oboe de Gabriel”. Junto con “Hombre con una armónica “, de “Erase una vez en el oeste”, se trata de bellísimas melodías para un funeral. “Pero, claro, no para estos tiempos en que te dan una bolsa negra y chau”, lamenta. Y si bien Rafo León advierte que “La Misión” es una película difícil porque se corre el riesgo de ser interpretado bajo la mirada del paternalismo jesuita o del eurocentrismo racista, su ‘soundtrack’ es una obra maestra. “Con una finísima sutileza, trabaja con sonidos europeos, nativos americanos, religiosos cristianos y espirituales de todo el universo”, afirma.

“La misión”, filme dirigido por Roland Joffé en 1986
“La misión”, filme dirigido por Roland Joffé en 1986

“Después de ver a Jeremy Irons y Robert de Niro en “La misión”, pasé años queriendo ser misionero jesuita”, confiesa Santiago Roncagliolo. “Quería explorar nuevas tierras, hacer el bien a pueblos oprimidos y luchar con una espada contra soldados imperiales. Mi fantasía épica era insonora. Un día me di cuenta de que, después de cada evocación, me quedaba pegado a “El oboe de Gabriel”. Es una tonada sencilla, para nada oscura, llena de esperanza. Y sobre todo, es un himno al arte y a su capacidad para conectar a las almas humanas, por muy alejadas que estén”, explica.

De acuerdo con ellos, la coreógrafa Pachi Valle Riestra destaca “La Misión” por sus múltiples capas. “Por ejemplo en la canción “On Earth As It Is In Heaven” se complementan tan bien los tambores con las voces. La usé mucho para mis clases a fines de los años noventa.

Otras imprescindibles

Menos recordadas por los encuestados, pero igualmente imprescindibles, destacan “Érase una vez en América” (1984) de Sergio Leone, la cual el crítico Chacho León considera el más versátil y emotivo trabajo en toda la carrera de Morricone en el cine. “Nunca sonó tan bien, y con una carga nostálgica insuperable, una composición que no era suya, pero cuya orquestación hace totalmente suya: “Amapola”, la canción romántica de origen cubano”. También crítico de cine, Alberto Servat elige la cinta protagonizada por James Woods y Robert de Niro. “Un compositor como él era capaz de influir de tal manera en la película que una mediocridad como ‘Cinema Paradiso’ se queda en el recuerdo de todos como si fuera una gran obra. Y es solo por la música”, aclara.

“Érase una vez en América” (1984) de Sergio Leone.
“Érase una vez en América” (1984) de Sergio Leone.

Por su parte, Eduardo Tokeshi y Jorge Chiarella eligen “La balada de Sacco y Vanzetti” (1971) de Guiliano Montaldo. En efecto, el pintor elige, sin dudas, la melodía de “Here’s to You”. “Es una canción que empieza como un responso clásico y, poco a poco, se vuelve una canción épica popular. Es imposible no quebrarse”, afirma. “La canción que interpreta Joan Báez permite una extraordinaria fusión con el drama de estos dos personajes inolvidables. Pegajosa, sensible, acorde con la historia, emotiva dentro y fuera del film. Imborrable”, añade el director teatral.

Además de las composiciones de Morricone, "Sacco y Vanzetti" contó con la voz de Joan Báez.
Además de las composiciones de Morricone, «Sacco y Vanzetti» contó con la voz de Joan Báez.

Eduardo Adrianzén tiene clara la composición que deberá sonar en su funeral: se trata de la banda sonora de “Novecento” (1976) de Bernardo Bertolucci. Coincide en destacarla el actor y director teatral Alberto Ísola. “Es una película que me gustó mucho en su momento, y que me sigue gustando. Se ha convertido en el tema de fondo para toda una época. La usé en el montaje de “Vladimir” de Alfonso Santisteban porque me parecía lo más adecuado”, explica.

Cartel de la película italiana "Novecento" dirigida por Bernardo Bertolucci (1976).
Cartel de la película italiana «Novecento» dirigida por Bernardo Bertolucci (1976).

Y como una mención en solitario, el crítico Claudio Cordero agrega “Los intocables” (1987) de Brian de Palma, y tiene una razón muy personal para su elección: fue la primera partitura de Morricone que escuchó. “Recuerdo que repetía la introducción que se escucha en los créditos de presentación, porque la música era demasiado impresionante. Desde antes que haya una escena, ya estabas preparado para ver algo grande”, recuerda.

"Los Intocables" de Brian De Palma (1987).
«Los Intocables» de Brian De Palma (1987).

Aunque con dificultad, todos los convocados pudieron elegir su Morricone favorito. Solo la artista plástica Rosamar Corcuera se declaró incapaz de elegir. Prefiere recordar una frase del maestro escrita en su última carta, donde dice: “Espero que entiendan cuánto los he amado”.

“Quienes hemos apreciado su música lo sabemos”, dice la artista. “No puedo imaginar “Cinema Paraíso”, “La Misión”, “El Pianista”, “Malena”, los clásicos westerns, entre otros filmes, sin la magia y la genialidad de sus sinfonías. Nunca estuvo mejor retratado el amor ni elevado a su máxima belleza en el cine que en su compañía”, añade.

LOS RESULTADOS

Cinema Paradiso (★★★★★★★★)

Susana Baca (cantante)

Alejandra Guerra (Actriz)

Urpi Gibbons (Actriz)

Alfonso Santistevan (Dramaturgo, actor)

Alonso Alegría (Dramaturgo).

Teresa Castillo (gestora cultural)

Teresa Ruiz Rosas (Novelista)

Gustavo Rodriguez (Novelista).

El Bueno, el malo y el feo (★★★★★★)

Ana María McCarthy (Fotógrafa)

Tilsa Otta (Escritora)

Emilio Bustamante (crítico)

Álvaro Velarde (Cineasta)

Micaela Chirif (escritora)

Fietta Jarque (peridista)

“La misión” (★★★★)

Fernando Ampuero (Escritor)

Rafo León (Escritor)

Santiago Roncagliolo (Escritor)

Pachi Valle Riestra (bailarina)

“Érase una vez en América” (★★)

Isaac León Frías (crítico)

Alberto Servat (crítico)

“La balada de Sacco y Vanzetti” (★★)

Eduardo Tokeshi (pintor)

Jorge Chiarella (director teatral)

Novecento (★★)

Eduardo Adrianzén (Guionista)

Alberto Ísola (Director y actor)

Los Intocables ()

Claudio Cordero (Crítico)

VEA EL VIDEO

«Rápidos y furiosos»: los cameos de Han y Gisele en Furious 7 que nunca se vieron en el cine

LE PUEDE INTERESAR



Source link

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

También pueden gustarte

Leer Más