Política

Los líderes de la UE superan el bloqueo de Polonia y pactan una reducción de emisiones del 55% para 2030

Los líderes de la UE superan el bloqueo de Polonia y pactan una reducción de emisiones del 55% para 2030


Una noche en vela, negociando los objetivos de reducción de emisiones para 2030. De bloqueo en bloqueo. Polonia, después de levantar el veto a los fondos de recuperación, pasó a bloquear el aumento al 55% –del 40% actual– la reducción de emisiones de efecto invernadero para 2030 en relación a 1990 con la vista puesta en la neutralidad climática en 2050. Hasta que lo levantó a primera hora de la mañana.

El BCE aumenta su artillería contra la crisis de la pandemia en 500.000 millones: gastará 1,85 billones de euros hasta marzo de 2022

El BCE aumenta su artillería contra la crisis de la pandemia en 500.000 millones: gastará 1,85 billones de euros hasta marzo de 2022

Saber más

Las negociaciones han durado una noche, lo que evidencia lo mucho que está en juego: un compromiso vinculante con un objetivo climático más ambicioso significa una revisión de la economía y de las fuentes de energía, y requiere de inversiones, de dinero, sobre todo para países como Polonia, muy dependiente del carbón y con bastante atraso en lo que a la transición energética se refiere.

«La ambición es considerable, se necesita el acuerdo de todos, es difícil encontrar el equilibrio adecuado. Es normal que pasen el tiempo necesario allí», decía una fuente diplomática a las 2.14 de la mañana. «Las discusiones continúan tanto en sesión completa como en grupos pequeños durante los descansos», decían a primera hora de la mañana. Y eso que en Bruselas se anunciaba una discusión menos dura: «En el debate sobre el clima existe un amplio apoyo para el proyecto de conclusiones y el objetivo. Se considera un texto equilibrado pero la discusión aún está en curso», decía una fuente al inicio de la cumbre.

Ahora se cumplen cinco años desde que la UE firmó el acuerdo climático de París, y un año desde que la Comisión Europea presentó su Pacto Verde Europeo. Y la mayoría de los gobiernos respaldan una reducción del 55% en las emisiones de la UE para 2030, pero hay países de Europa central y oriental, sobre todo Polonia, que reclaman más fondos para gas y energía nuclear a cambio de su apoyo.

Y eso es lo que ha demorado que los 27 se pronuncien sobre el nuevo objetivo de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, tras la propuesta de la Comisión Europea de una reducción de «al menos un 55%» con respecto a 1990, frente al objetivo actual del 40% –y el 60% que pedía el Parlamento Europeo–. 

«Un acuerdo sobre un objetivo mejorado de reducción de emisiones de al menos el 55% para 2030 está a nuestro alcance», dijo Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, antes de la cumbre: “El trabajo para encontrar la mejor manera de alcanzar este ambicioso objetivo está muy avanzado. Este sería un logro importante y respaldaría nuestro reclamo de desempeñar un papel de liderazgo en la lucha contra el cambio climático».

«Para llegar al 55% de reducción en 2030 tenemos que disponer de los recursos financieros para invertir en la transformación industrial y tecnológica», reconocía en El País Frans Timmermans, vicepresidente comunitario de Pacto Verde.

Hace justo un año ya se produjo un fracaso climático en Bruselas. Después de horas de negociación, después de una cumbre de junio en la que ya se fracasó en el intento de fijar por unanimidad el objetivo de la neutralidad climática para 2050, los líderes de la UE volvieron a ser incapaces de lograr la unanimidad ante el bloqueo de Polonia por la falta de garantías económicas en la transición energética. En aquel momento, Michel quiso hacer pasar el progreso de pasar de ocho países favorables al objetivo de 2050 en mayo de 2019 a los 24 de junio y a los 27 de diciembre. Pero faltaba uno, y sin ese uno, Polonia, no podía afirmarse que hubiera un acuerdo en la UE en tanto que los acuerdos son por unanimidad.





Source link

También pueden gustarte

Leer Más