Economía

La Torre Viasa y la historia de sus invasores

Los invasores de la Torre Viasa viven en situaciones precarias, que atentan contra la salud y la dignidad.

El pensionista Antonio Moreno tiembla sin control mientras convalece de una infección respiratoria; en su improvisado apartamento de la Torre Viasa, un icónico edificio de Caracas que perteneció a la liquidada aerolínea bandera de Venezuela y que ocuparon varias familias sin techo hace casi 15 años.

La pared frente a su cama la decoran imágenes del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y del guerrillero argentino Ernesto «Che» Guevara; dos de los referentes de la izquierda en el mundo y con quienes -asegura- simpatiza como buen militante del chavismo.

«Me metí aquí pensando que nos reubicarían», confiesa con dificultad a EFE, el hombre de 61 años de edad.

Moreno, que padece parkinson desde 2014 y no sigue tratamiento alguno por falta de recursos; y porque algunos de los fármacos que necesita no se consiguen en las farmacias de Caracas, vivió arrendado en varias zonas del oeste capitalino antes de ocupar el lugar.

Cuando el parkinson le ofrece un respiro pasea por el espacio sin divisiones que llama casa y que solía ser una de las oficinas del quinto piso de la aerolínea Viasa; que adquirió en 1991 la española Iberia. Seis años más tarde se declararía en quiebra, pese al prestigio y éxito comercial del cual gozó en la década de 1980.

Si mira por el amplio ventanal, se encuentra con el Teatro Teresa Carreño, el mayor del país; o con las torres de Parque Central, dos imponentes edificios gemelos que coronan el horizonte del centro de Caracas.

Pero también con los ranchos a medio construir del barrio pobre de San Agustín; cuyo paraje es tan escarpado que es más fácil acceder a través de un teleférico que por carretera.

«Quiero que nos saquen», insiste Moreno a EFE sin dejar de temblar. Sin dejar de mirar las imágenes de Simón Bolívar, Hugo Chávez y José Martí que adornan las paredes de su hogar.

por: EFE

Te puede interesar: Plátanos fritos un negocio para poder subsistir

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más