Política

la semana que deja la COVID-19

la semana que deja la COVID-19



Esta semana se ha confirmado la primera reinfección por coronavirus en el mundo. El paciente dio positivo hace cuatro meses y ha vuelto a contagiarse cuando volaba desde España de regreso a Hong Kong. En un primer lugar se pensaba que el paciente podría ser un «portador persistente» del virus, pero nuevas investigaciones han confirmado que las secuencias genéticas de las cepas del virus que contrajo el hombre en abril y en agosto son «claramente distintas». Su caso plantea nuevas dudas sobre la inmunología.

Tan solo un día después se publicó información sobre las dos primeras reinfecciones en la Unión Europea (UE). Una de ellas en Bélgica y la otra en Países Bajos, según medios locales. La prioridad según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a estas reinfecciones es «comprender lo que esto significa en materia de inmunidad», según ha informado Margaret Harris, portavoz de la OMS. «Lo importante es que los números son muy pequeños. Hay un caso documentado de 23 millones. No parece que sea algo normal».

«Momento delicado» para Europa

El número de contagios sigue aumentando en parte de Europa, especialmente Francia, Italia, Alemania y España. En este contexto, los Gobiernos se preparan para el nuevo curso escolar. Hans Kluge, director regional de la OMS para Europa, ha definido la situación de la vuelta al colegio como un «momento delicado«.

«Hasta ahora sabemos que el sistema escolar no ha sido uno de los contribuyentes principales de la pandemia. Cada vez hay más publicaciones que afirman que los niños juegan un papel en la transmisión, pero que esta está mucho más vinculada a las reuniones sociales», ha afirmado Kluge.

El impacto de la pandemia en la educación

Evolución de los cierres de centros educativos en todo el mundo. Haz clic en ▶ o muévete por el cursor para ver la progresión de cierres localizados, cierres nacionales y reaperturas desde febrero

Fuente: UNESCO

En el mapa se puede observar la evolución del cierre y reapertura de escuelas en todo el mundo desde el inicio de la pandemia. Existen varios modelos y ejemplos de reapertura. Israel sufrió numerosos rebrotes entre estudiantes y profesores y tuvo que cerrar 240 centros. Por otro lado, Dinamarca fue el primer Estado europeo en reabrir a mediados de abril y su caso se considera como un rotundo éxito.

Muchos países europeos han tenido que endurecer sus medidas para intentar contener el aumento de casos. Alemania, que presenta una tasa de infección de unos 1.500 contagios diarios, ha prohibido los grandes eventos hasta finales de año, ha endurecido sus normas sobre el uso de mascarillas y ha impuesto una cuarentena obligatoria a los viajeros de zonas de riesgo –entre las que se incluye a España– hasta que presenten un test negativo realizado, como pronto, a los cinco días de su ingreso en el país. Esta norma, que se implantará en octubre, sustituirá a la actual regulación, según la cual se ofrecía a todo viajero un test gratuito en el aeropuerto de llegada, estación de ferrocarril o centros sanitarios, que de resultar negativo eximía de la cuarentena.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha reconocido este jueves que el riesgo que iba a representar el regreso de viajeros de determinadas zonas con mayor incidencia del virus “quizá” no se calibró del todo bien. «Seguramente no vimos quizá que la gente iba a viajar en esa dimensión a zonas de riesgo», ha dicho la canciller. Además, ha instado a «renunciar, en la medida de lo posible, a los viajes a regiones de riesgo».

Fuente: Universidad Johns Hopkins

Francia registró este jueves 6.111 nuevos casos de coronavirus, la cifra más alta de contagios desde que el Gobierno puso fin al confinamiento en mayo, prueba del repunte del virus en el país que ha obligado al Gobierno a situar 21 departamentos en alerta roja. En París, por ejemplo, el uso de la mascarilla es obligatorio en todo momento a partir de este viernes. «El virus se está expandiendo por todo el país», ha señalado el primer ministro francés Jean Castex. «La expansión puede ser exponencial si no reaccionamos rápido».

Tensión militar y contagios disparados en Gaza

Gaza registró este jueves 65 contagios locales más y alcanzó las 80 infecciones internas, tras detectar el lunes los primeros cuatro casos por contagio local en el enclave después de casi seis meses en los que se había logrado contener el virus.

La franja está en alerta desde hace tres días, cuando el movimiento islamista Hamás ordenó el confinamiento de la población y el cierre de todos los comercios y negocios, excepto los esenciales. Hasta entonces se habían detectado 105 casos, pero todos ellos fueron personas llegadas del exterior que eran internadas en centros de cuarentena fronterizos, por lo que el virus no se extendió en el bloqueado enclave.

Esta situación se produce en medio de un aumento de la tensión con Israel desde mediados de agosto que se ha traducido en numerosos intercambios de cohetes y globos incendiarios desde Gaza y bombardeos desde el lado israelí. Además, Israel ha reforzado el bloqueo sobre la región, limitando aún más el suministro eléctrico, reducido a escasas horas al día.



«Esperamos acabar con esta pandemia en menos de dos años»

En total, el número mundial de casos ha superado los 24 millones y las 812.000 muertes. EEUU es el país con más casos (5,8 millones), seguido de Brasil (3,6 millones) e india (3,2 millones). De hecho, India ha registrado esta semana su cifra más alta de nuevos casos diarios: 77, 266. Lo máximo registrado hasta ahora en un país fue en EEUU con 78,427 nuevos casos en un solo día.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que espera que el mundo termine con la pandemia en dos años y trazó una comparativa con la pandemia de 1918: «Tenemos la desventaja de la globalización, la cercanía y la conectividad, pero la ventaja de una mejor tecnología, por lo que esperamos acabar con esta pandemia en menos de dos años», señaló. «Utilizando las herramientas disponibles al máximo y esperando tener nuevas herramientas como vacunas, creo que lo podemos superar en un periodo más corto que la gripe de 1918», añadió.





Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más