Internacionales

La seguridad ha aumentado debido a la ola de protestas

 

En la sede Presidencial de Ecuador el Palacio de Carondelet, se ha ido incrementando la seguridad ante la próxima llegada esta semana de miles de indígenas.

El perímetro de seguridad ha aumentado debido a la ola de protestas que sacude el país desde el jueves pasado por las medidas económicas del Gobierno.

Según EFE, se constató este lunes que el anillo de seguridad va ampliándose poco a poco hasta alcanzar las calles más alejadas.

Estas severas restricciones al paso de peatones y también a los periodistas o medios de comunicación.

Todo el área de seguridad, que abarca contempla varias calles de distancia, las cuales han sido cercado con vallas y alambre de púas.

Con estas implementaciones de seguridad convierten al palacio en un auténtico bastión militar donde se prohíbe filmar por el estado de excepción.

Las primeras medidas de seguridad fueron introducidas con los graves disturbios del jueves y viernes.

El sábado, con la capital más relajada, aún era posible acceder a la Plaza Grande, que estaba cercada desde adentro y por tanto vacía.

En todos los accesos se encuentran agentes de policía, fuerzas antidisturbios y soldados, estos últimos plenamente pertrechados con cascos, chalecos y armas de asalto.

 

Gente camina a través de bloqueos de caminos durante las protestas después de que el gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, puso fin a subsidios al combustible, en Carapungo, cerca de Quito, Ecuador. 7 de octubre, 2019. REUTERS/Ivan Alvarado

 

La seguridad se incrementa de domingo en adelante

La noche del domingo, un pequeño contingente de militares boinas rojas (fuerzas especiales paracaidistas) se desplegó en los alrededores del Palacio.

Todo esto como como medida de precaución y hoy revisaban todo el sector para inspeccionar las medidas de seguridad adoptadas.

Su poca discreta llegada en sendos transportes blindados de personal (TBP) llamó la atención de la población.

Esto se difundió por las redes sociales vídeos con la llegada al casco antiguo generó cierta alarma y el falso temor a una salida de los militares a las calles.

Un alarma que disipó el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, en un mensaje por cadena nacional.

Al menos una de las dos tanquetas seguía este domingo en la zona, aunque ninguna fuente reveló cuál era su propósito porque están presuntamente desarmadas.

También hay presencia militar en los principales accesos a la capital.

En la carretera Panamericana, a la altura de Machachi, se apostaron dos decenas de militares en la vía e impiden el paso en ambas direcciones.

Esta acción con el fin de prever que los primeros manifestantes indígenas comiencen a llegar desde hoy.

El movimiento indígena, mantenía su lucha en las carreteras de la Sierra, y han anunciado que el miércoles se sumará a las protestas de otros grupos en la capital, lo que pronostica que haya fuerte enfrentamiento.

Los indígenas, alrededor de un 7 % de la población del país, protestan no solo por la eliminación del subsidio a las gasolinas.

Sino también por el extractivismo en sus tierras y exigen que sea respetada su jurisdicción y su educación bilingue.

 

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más