Política

La presidenta del Ejecutivo comunitario reprocha al dimitido comisario de Comercio no haber sido «particularmente vigilante con las normas sanitarias»

La presidenta del Ejecutivo comunitario reprocha al dimitido comisario de Comercio no haber sido "particularmente vigilante con las normas sanitarias"



Incumplió las normas. «Espero que los miembros del colegio de comisarios que sean particularmente vigilantes con el cumplimiento de las normas y recomendaciones nacionales» en relación con el covid-19. Así ha explicado este jueves en una comparecencia sin preguntas la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, los motivos por los que dejó caer a Phil Hogan una semana después de que se saltara las normas irlandesas para acudir a una multitudinaria en un club de golf hace una semana.

«He hablado con Phil Hogan», ha explicado Von der Leyen en una declaración de dos minuto y medio, «sobre sus movimientos en Irlanda a la luz de la información que surgió en relación con el respeto a las pautas de salud pública en las circunstancias actuales, mientras Europa lucha por reducir la propagación del coronavirus y los europeos hacen sacrificios y aceptan restricciones dolorosas».


A partir de ahora, el Gobierno irlandés deberá proponer una persona en lugar de Hogan –»Como en el pasado, invitaré al gobierno irlandés a proponer una mujer y un hombre», ha afirmado Von der Leyen–. Mientras tanto, «el vicepresidente ejecutivo Valdis Dombrovskis asumirá las responsabilidades provisionales en materia de Comercio», y en una fase posterior la presidenta de la Comisión decidirá «la asignación final de carteras en el Colegio de Comisarios».

Es decir, no es seguro que Irlanda vaya a conservar la golosa cartera de Comercio, y tampoco es seguro que el resto de comisarios no vayan a sufrir alteraciones en sus competencias aprovechando la reorganización por la salida de Hogan nueve meses después de que arrancara la Comisión de Von der Leyen, el pasado 1 de diciembre.

El ya ex comisario de Comercio, Phil Hogan (Fine Gael/PPE), difundió un comunicado de renuncia en el que afirmaba: «Cada vez estaba más claro que la controversia sobre mi reciente visita a Irlanda se estaba convirtiendo en una distracción de mi trabajo como comisario de la UE y socavaría mi trabajo en los meses clave que se avecinaban».

Hogan había enviado un segundo informe a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, explicándole cronológicamente sus movimientos en Irlanda. ¿Por qué? Porque en su periplo para acudir a la polémica cena tuvo que pasar por un condado con medidas estrictas de circulación de personas, y Hogan lo hizo dos veces.

El mandato de un comisario solo podía finalizarse con una dimisión o una destitución por parte de la presidenta de la Comisión, y no dependía del Gobierno nacional que le propone para el cargo. Sin embargo, el Gobierno irlandés fue aumentando las presiones para que se produjera el cese: «Cometió infracciones de las directrices de salud pública. Está claro que hubo una violación de las directrices sanitarias por parte del comisario Phil Hogan desde que él viajó a Irlanda».

Pero no es la única polémica de Hogan y su cena de golf. El comisario irlandés fue amonestado por la policía en la carretera por conducir usando su teléfono móvil.



Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más