Política

La premio Nobel Svetlana Alexiévich, única líder de la oposición que queda en libertad en Bielorrusia

La premio Nobel Svetlana Alexiévich, única líder de la oposición que queda en libertad en Bielorrusia



La premio Nobel de literatura Svetlana Alexiévich es la única de los siete líderes opositores que presiden el Consejo de Coordinación de Bielorrusia que aún está en libertad en el país, según ha denunciado. Los otros seis están detenidos o en el extranjero. Esta semana, el presidente Aleksandr Lukashenko, que lleva 26 años en el poder, ha incrementado la presión y ha detenido a varios de ellos.

El Consejo de Coordinación de Bielorrusia se formó tras las elecciones que dieron la victoria a Lukashenko y que provocaron una ola de protestas sin precedentes en el país tras las acusaciones de fraude. Su objetivo es lograr una «transición de poder segura y estable», pero menos de un mes después del nacimiento de la organización, solo queda una persona en libertad dentro del país.

Este miércoles Alexiévich ha convocado a la prensa a las puertas de su apartamento tras denunciar que alguien desconocido estaba llamando al timbre de su casa. «No quiero salir del país, pero no sabes qué métodos tiene. Es el terror contra su propio pueblo», ha afirmado, según el testimonio recogido por la periodista Maria Sahuquillo, del diario El País.

Poco antes, la escritora había publicado un comunicado: «Ya no quedan amigos en la presidencia del Consejo de Coordinación. Todo el mundo está en prisión o forzado al exilio. Hoy ha sido capturado el último, Maxim Znak». «Primero nos arrebataron el país y los mejores de nosotros han sido secuestrados, pero en lugar de vaciar nuestras filas, vendrán centenares más. Quiero repetir lo que siempre digo: no hemos preparado un golpe».

«Queríamos iniciar un diálogo con la sociedad. Lukashenko dice que no hablará con la calle y la calle son centenares de miles de personas que sales cada domingo y cada día. Esto no es la calle, es el pueblo», ha afirmado. Poco después, embajadores y diplomáticos de varios países europeos, entre ellos Suecia, Rumanía, Polonia y Lituania, han acudido a casa de Alexiévich para evitar su posible detención.

El otro líder del consejo que estaba en libertad hasta hoy era el jurista Maxim Znak. Znak tenía una entrevista telemática este miércoles a las 8.30 horas, pero no se conectó. «Lo llamé y dijo ‘parece que alguien vino a vernos'», ha afirmado Gleb Glebov, secretario de prensa de la sede de Víktor Babariko, otro político opositor encarcelado, según ha recogido el medio Tut.by. Posteriormente, Znak, que se encontraba en la sede de Babariko, mandaba un mensaje con una sola palabra: «enmarcarados». En las redes han circulado vídeos de las fuerzas de seguridad entrando en el edificio y una imagen que parece mostrar al opositor rodeado de agentes.

«Exijo la libertad inmediata de Maxim Znak, quien ha sido detenido o, mejor dicho, secuestrado hoy. Los métodos que emplean las así llamadas autoridades son indignantes», ha escrito en su canal de Telegram la líder bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya.

De los otros cinco presidentes del consejo hay dos fuera del país y tres detenidos. Tijanóvskaya, candidata que se enfrentó a Lukashenko en las elecciones, también se vio obligada a salir del país poco después de las elecciones y del estallido de las protestas.

Operación Ucrania

El lunes, María Kolesnikova, otra de las líderes del consejo y muy cercana a Tijanóvskaya, desapareció tras ser detenida por enmascarados, según denunciaron sus compañeros. El Comité Estatal de Fronteras de Bielorrusia informó el martes de que Kolesnikova fue detenida en la frontera con Ucrania por intentar cruzar «ilegalmente». Sin embargo, la oposición sostiene que fueron las autoridades las que intentaron forzar el exilio de Kolesnikova y que esta se opuso, llegando incluso a romper su pasaporte para que Ucrania no aceptase su ingreso en el país.

Ivan Kravtsov y Anton Rodnenkov fueron detenidos el mismo día que Kolesnikova y, según han asegurado, obligados a cruzar a Ucrania. Según su versión, los agentes les llevaron a los dos a la frontera y les metieron en un coche con sus pasaportes. Poco después aparecieron otros agentes con Kolesnikova, a quien también metieron en el coche. «En el momento que vio su pasaporte, lo agarró, lo rompió en pequeños pedazos y se lo lanzó a los agentes», afirmó Rodnenkov este martes en una rueda de prensa en Kiev, Ucrania. Según él, la opositora salió del coche antes de llegar al puesto fronterizo.

La versión oficial de Bielorrusia es bien diferente. «Tras pasar el control aduanero y fronterizo, el automóvil avanzó en dirección a Ucrania y, al encontrarse con una patrulla de guardias fronterizos, aceleró la marcha, con peligro para la vida de un militar de la guardia fronteriza», señaló el portavoz del Comité Estatal de Fronteras, quien agregó que Kolesnikova «quedó fuera del medio de transporte» ya que sus compañeros, «la bajaron del coche y continuaron en dirección a Ucrania».

En la operación de este miércoles, las autoridades también han registrado la vivienda de Kolesnikova, según han informado algunos expertos que siguen los acontecimientos en Bielorrusia.

Los siete dirigentes del Consejo de Coordinación son Svetlana Alexiévich, Maxim Znak, María Kolesnikova, Serguéi Dylevski, Pável Latushko, Olga Kovalkova y Lilia Vlasova. Dylevski y Vlasova están detenidos. Latushko y Kovalkova, fuera del país.





Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más