Entretenimiento

Kim Kardashian demandó a una app por USD 10 millones

La imagen pública de Kim Kardashian vale millones, y ella lo sabe.

Por eso es que está buscando una reparación de daños porque una app utilizó una de sus publicaciones de Instagram con propósitos comerciales.

De acuerdo con una demanda de 14 páginas que existe en la Corte Superior de California.

La socialité pide USD 10 millones a iHandy por utilizar su fotografía en 2017 para promover una aplicación de manipulación de fotografías con maquillaje.

Se trataba de la app Sweet Camera, por lo que la queja acusa a iHandy de:

“apropiación indebida flagrante y calculada, uso no autorizado y explotación comercial fraudulenta” de una foto de Kardashian, según informó la revista Forbes.

Es por eso que la esposa de Kanye West exige el pago de USD 10 millones en daños por “pérdida de compensación monetaria” y daños emocionales.

Cabe aclarar que Kim Kardashian no utiliza esa app, y lo peor es que, de acuerdo con información de TMZ.

La foto que robaron fue utilizada por la empresaria para promocionar su propia línea de belleza.

Y es que Kim Kardashian acostumbra cobrar por sus publicaciones en Instagram, debido a su alcance estratosférico de personas en la red social.

Ya que Kim cuenta dentro de su red social con al menos 150 millones de seguidores.

En mayo pasado se supo que la celebridad cobra USD 1 millón cada vez que una marca le pide hacer una publicación en su cuenta de Instagram.

También trascendió la insólita postura de iHandy, ya que su defensa alegó que la marca no sabía que la protagonista de la fotografía en cuestión era Kim Kardashian.

“El acusado afirma, absurdamente, como su supuesta defensa que no sabían que la foto sin licencia y no autorizada que robaron y apropiaron indebidamente fue la de (Kim Kardashian West)

… una de las más famosas y mujeres reconocibles en el mundo”, señaló el abogado de Kim Kardashian de acuerdo con los documentos obtenidos por TMZ.

Incluso, resaltaron, la app tuvo la “audacia de amenazar” a la estrella del reality show de no interponer cargos contra ellos por su flagrante infracción, o la perseguirían».

No hace falta recordar que si algo no le falta a Kim Kardashian es dinero, pero aún así, su defensa aclaró que:

La cifra de USD 10 millones incluye el costo de licenciar su fotografía y utilizar su imagen, de hecho, Kim también quiere tomar cualquier beneficio que obtuvieron al usar su fotografía.

Hace un par de meses, Kim Kardashian había confesado en una entrevista con su marido para la revista Vogue Arabia:

que el dinero siempre fue su meta, pero “estaba obsesionada con la fama, vergonzosamente obsesionada.

Estoy de acuerdo en que la fama puede ser adictiva, pero ahora mi enfoque ha cambiado”.

No resulta sorpresa que su reality Keeping up with the Kardashians ya va en la temporada 17, donde ha mostrado los momentos más íntimos.

“Incluso en mis épocas más oscuras no lamento ponerme ahí para que el mundo vea.

La gente ha compartido conmigo al paso de los años cuánto los ha ayudado a sentirse menos solos cuando están lidiando con su propia adversidad”.

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más