Economía

Ikigai e Ichigo Ichie |


Hace poco escuché por primera vez los términos japoneses Ikigai e Ichigo Ichie.

Ikigai significa la razón de ser o la razón por la cual nos sentimos motivados. Si vivimos una vida con propósito y estamos felices con lo que tenemos, habremos encontrado nuestro ikigai.  Al entender por qué queremos lo que queremos alcanzaremos una motivación interna y duradera.  Ichigo ichie, por su parte, representa la conciencia de la fugacidad. Lo que estamos viviendo en este instante no se va a repetir jamás. Tenemos una oportunidad que es esta vez.  Se trata de vivir el instante, el momento específico.

El ikigai nos invita a mirar en nuestro interior para lograr el autoconocimiento, librándonos de las ideas preconcebidas y concentrándonos en valores que nos son inherentes y que son importantes para nosotros.  Nos permite deshacernos de los delirios de grandeza y de la necesidad de tener y de tener y tener más para sentirnos felices.  Nos ayuda a planificar nuestra vida, buscando la armonía y la sostenibilidad.  Si alcanzamos el ikigai, podremos sentir alegría por las cosas pequeñas, sin condicionar nuestra felicidad a cumplir la meta.

Al analizarnos a nosotros mismos podremos determinar qué es lo que realmente nos gusta hacer.  ¿Qué amamos?.  ¿Qué nos hace felices?.  ¿Cómo podemos vivir el aquí y el ahora dejando que todo fluya?. Además de autoanalizarnos para determinar qué es lo que realmente nos gusta hacer, el ikigai también se enfoca en lo que el mundo necesita, lo que se nos da bien y lo que nos da suficiente dinero para vivir.  Si nos dedicamos a una actividad que amamos, que el mundo necesita, para la cual tenemos talento y que nos permite vivir, podremos estar en armonía y habremos encontrado nuestro ikigai.

El ichigo ichie nos invita a vivir el instante a plenitud, entendiendo que ese instante no se va a repetir jamás. La vida se nos va entre los dedos como la arena de la playa cuando la tomamos en nuestra mano y dejamos que se deslice. Aunque es importante planificar y tratar de anticiparnos a los eventos que sabremos tendremos que enfrentar, las angustias y las preocupaciones del futuro y las remembranzas del pasado nos pueden atrapar sin dejarnos vivir el momento que estamos viviendo. El ichigo ichie nos invita a disfrutar del momento.

En la Biblia hay numerosas referencias que nos invitan a vivir una vida con propósito y a vivir plenamente cada instante.  Independientemente de nuestro lugar de origen o de nuestras creencias, lo importante es que concienticemos que no serán el poder ni el dinero los que nos darán plenitud en la vida.  Aprendamos a conocernos a nosotros mismos, a disfrutar de los detalles pequeños, a tenderle la mano a quien la necesite, a ocuparnos de lo que debamos hacer, a hacer aquéllo que nos apasione, a sembrar la semilla que tengamos en suelo fértil, a vivir viviendo, a vivir cada día como si fuera el último y a dejar nuestra huella para que otros la puedan seguir, aceptando y entendiendo que nuestro tiempo en la tierra es limitado.

Ikigai… una vida con propósito…nuestros sueños de niños… Ichigo ichie…vivamos el presente intensamente … En japonés los términos son distintos pero la filosofía de fondo es la misma que muchos de nosotros también conocemos y tratamos de aplicar.  Trabajemos conscientemente en nuestra transformación y, si aún no lo hemos hecho, comencemos hoy.

Prendamos una vela y pasemos la luz!  Vivamos cada día como si fuera el ultimo!



Source link

También pueden gustarte

Leer Más