Política

Evo Morales regresa a Bolivia tras un año de exilio en Argentina

Evo Morales regresa a Bolivia tras un año de exilio en Argentina


El expresidente Evo Morales ha vuelto este lunes a Bolivia a poco de que se cumpla un año de su exilio del país denunciando que era forzado por un golpe de Estado. Morales ha cruzado desde Argentina la frontera en la localidad boliviana de Villazón, donde le esperaba un multitudinario recibimiento.

Los tuits contra los indígenas de la presidenta autoproclamada de Bolivia: "¡Satánicos, a Dios nadie lo reemplaza!"

Los tuits contra los indígenas de la presidenta autoproclamada de Bolivia: «¡Satánicos, a Dios nadie lo reemplaza!»

Saber más

El expresidente boliviano fue despedido en un acto masivo en La Quiaca, en el lado de Argentina, país en el que estuvo desde el pasado 12 de diciembre previo paso por México tras dejar un mes antes Bolivia, a donde vuelve un día después de que haya retomado el poder su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS). Al acto ha asistido el presidente argentino, Alberto Fernández, quien lo despidió antes de cruzar a Bolivia, donde iniciará una caravana hasta llegar el miércoles a Chimoré.

De Chimoré salió el pasado 11 de noviembre de 2019 Evo Morales hacia México, tras anunciar el día antes que renunciaba a la presidencia del país forzado, según explicó, por un golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras.

La investidura del presidente de Bolivia, Luis Arce, ha supuesto este domingo el retorno del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales al poder, después de un año del golpe de Estado y de la investidura de una senadora de la oposición, Jeanine Áñez, como presidenta del país. Arce ha sido investido en una ceremonia en el Palacio Legislativo en La Paz ante líderes como el rey Felipe VI, el vicepresidente Pablo Iglesias y los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Colombia, Iván Duque; y de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Arce, quien fue ministro de Economía durante doce de los casi catorce años de Gobierno de Evo Morales, ha jurado el cargo con la mano en el corazón, mientras que su vicepresidente, el aimara David Choquehuanca, lo ha hecho con el puño izquierdo en alto, la señal que identifica al MAS.

Arce fue elegido con el 55,1% de la votación en las elecciones generales del pasado 18 de octubre, que se repitieron un año después de ser anuladas las que habían dado entonces ganador para un cuarto mandato consecutivo a Evo Morales.

Morales ha cruzado este lunes por la mañana la frontera con Bolivia después de casi un año viviendo en Argentina, en un acto que contó con la presencia del presidente argentino Alberto Fernández. «No dudaba que íbamos a volver, pero no estaba seguro que iba a ser tan pronto, algo tan histórico y tan inédito, gracias a la unidad del pueblo boliviano y de muchas autoridades y exautoridades del mundo», ha asegurado Morales desde el puente que conecta la ciudad argentina de La Quiaca con la localidad de Villazón en Bolivia, en donde cientos de personas celebraron su regreso.

Acusa al anterior Gobierno de sembrar «la muerte»

Luis Arce ha comenzado su intervención ante la Asamblea Legislativa de Bolivia denunciando que hace un año se «escamoteó la voluntad popular» expresada en las urnas. El nuevo presidente ha arremetido en su discurso contra el Ejecutivo interino de Jeanine Áñez, senadora opositora que se autoproclamó presidenta, al que ha tildado de «Gobierno de facto» y ha acusado de pisotear la democracia, sembrar «la muerte, el miedo, la discriminación» y perseguir a políticos y sindicalistas afines al MAS incluso con grupos «paramilitares».

La entonces senadora opositora Áñez asumió el poder el 12 de noviembre de 2019, después de que Morales anunciara su renuncia forzada por presiones de militares y policías.

Recuperación económica

Arce ha mencionado, entre sus principales retos, la recuperación económica. El presidente ha advertido que el país padece una profunda recesión no solo por la pandemia mundial de la COVID-19, sino por lo que ha considerado una pésima gestión del Gobierno saliente.

Choquehuanca ha sido más conciliador en su discurso, en el que ha abogado por recuperar las raíces culturales, buscar coincidencias con la oposición y por que ya no haya «más abuso de poder».

Protesta y críticas opositoras

El acto ha estado matizado por la protesta del principal grupo de oposición en el Parlamento boliviano, Comunidad Ciudadana (CC) del expresidente y excandidato Carlos Mesa, en contra de un cambio del reglamento del Legislativo que consideran que favorece al MAS y limita a la oposición.

Los legisladores de CC se han manifestado en plena ceremonia con pancartas que reclamaban «¡No al abuso de poder! Dos tercios es democracia», para luego retirarse del Parlamento junto a Mesa, en medio de gritos e insultos del oficialismo.

La protesta responde a la actitud «absolutamente prepotente e inaceptable del MAS que, aprovechando el cierre de la anterior legislatura, ha modificado los reglamentos de las dos Cámaras», ha dicho Mesa.

En las recientes elecciones generales, el MAS logró la mayoría parlamentaria, pero no pudo revalidar los dos tercios que ostentó en los dos últimos periodos legislativos. Los parlamentarios salientes cambiaron el reglamento para que el Legislativo pueda aprobar con mayoría simple asuntos como el ascenso de cargos militares y policiales, o la designación de embajadores. El MAS justificó que las modificaciones buscan agilizar la labor legislativa, pero la oposición considera que fue una maniobra para mantener el control en la Asamblea.





Source link

También pueden gustarte

Leer Más