Economía

Emmy 2020: Jimmy Kimmel enfrentará el reto de una gala sin público ni ganadores en tarima |


El presentador Jimmy Kimmel se subirá este domingo al escenario a conducir la edición 72 de los Emmy, una conducción que tendrá que enfrentar desde un espacio vacío, sin público ni ganadores que suban a la búsqueda de la tan preciada estatuilla en el mundo de la televisión.

La forma que tomará esta presentación aún no es de conocimiento, lo que se sabe es que se pidió a los nominados estar conectados en el sitio de su preferencia y preparar discursos originales que dieran dinamismo al encuentro. Más allá de la pandemia que hace imposible el encuentro presencial entre los artistas, se debe destacar que este tipo de premios había bajado en sintonía en los últimos años.

Los Emmy se convierten en una de las primeras ceremonias más importantes dentro del mundo audiovisual en realizarse bajo el contexto de pandemia. Justamente, algunas de esas series y programas de TV que han acompañado al público en pleno confinamiento, estarán presentes.

Para esta nueva edición la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión se basó en los programas transmitidos entre el 1ro de junio de 2019  hasta el 31 de mayo de 2020, quedando como líderes el gigante del streaming Netflix y el ya consagrado HBO, con 160 y 107 nominaciones respectivamente.

El drama Netflix-HBO y una maravillosa elección de comedias

HBO quedó por debajo de Netflix en esta oportunidad, en lo que a nominaciones se refiere. Esto sumado a que ya no cuenta con su arma más fuerte y ganador de hace un año, Game Of Thrones, hace que no figuren como favoritos en la categoría Mejor Serie Dramática.

Netflix presenta en este reglón a Stranger Things, Better Call Saul, The Crown y Ozark como producciones dramáticas. HBO, por su lado, llega con el drama familiar presentado en Succession. A estas se le suma The Mandalorian, Killing Eve y El cuento de la criada, de otras productoras.

La batalla final, según la crítica, está entre Succession y Ozark. La primera aborda la guerra en una familia poderosa por el control de un imperio mediático y la segunda es una oscura historia sobre lavado de dinero ambientada en el corazón de Estados Unidos.

Si guiamos el resultado según la cantidad de nominaciones dentro de la categoría, el gigante del streaming presenta una gran ventaja para llevarse el premio más esperado de la noche.

Expertos en el tema y periodistas con grandes aciertos en sus predicciones cada año, hablaron sobre el tema, afirmando que «Es un alivio para HBO que tengan Succession en el momento adecuado».

Las casas productoras antes mencionadas luchan una batalla dentro del drama; sin embargo en la comedia no tienen nada que buscar. Aunque, siempre pueden existir sorpresas.

El año pasado Amazon Prime obtuvo la victoria con la ya finalizada Fleabag, y este año parece querer repetir con The Marvelous Mrs. Maisel. Esta historia de la comediante de los años 50 obligada a mantenerse como ama de casa, compite: Larry David, Dead To Me, The Good Place, Insecure, El método Kominsky, Schitt’s Creek y Lo que hacemos en las sombras.

Aunque estas son las dos categorías más esperadas, es la miniserie Watchmen de HBO la que lidera las nominaciones en esta oportunidad, con presencia en 26 categorías, incluyendo Mejor Serie Limitada. Su importancia va ligada con el mensaje en contra del racismo que presenta.

A esa serie, basada en un comic homónimo, le siguen Little Fires Everywhere, Mrs. America, Creedme y Unorthodox.

Un tercio de actores negros nominados, pero nada de latinos

Entre las 100 nominaciones en actuación de este año, más de un tercio son para actores negros. Estos tomarán protagonismo también al ser honrada la carrera de Tyler Perry, el magnate negro del entretenimiento que ha impulsado una mayor diversidad en Hollywood, y que este año pagó los gastos funerarios de víctimas negras de violencia policial, incluido George Floyd.

Esta presencia no parece ser suficiente para todas las minorías que exigen ser tratadas como las estrellas blancas, por lo que el actor y director colombiano John Leguizamo aseguró que no verá los Emmy por la ausencia de intérpretes latinos y de series con temática latina entre las categorías principales de las nominaciones.

«Es increíble que nuestras historias no se estén contando y solo hay una razón para eso (…). Los ejecutivos no nos ven, no nos entienden, no se preocupan por nosotros. Somos menos del uno por ciento de las historias que se cuentan en las plataformas y las cadenas. Eso es apartheid cultural «, expresó Leguizamo, quien ganó un Emmy por el programa John Leguizamo: Freak en 1998.

La invitación a votar en las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, será otro de los protagonistas. Se espera que en los discursos, originales o no, este sea el llamado principal.



Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más