Entretenimiento

El quirófano acecha a Piqué

El quirófano acecha a Piqué


Barcelona
Actualizado:

Guardar

La lesión de rodilla que Gerard Piqué sufrió en el Wanda Metropolitano ha acabado siendo más grave de lo que en un principio se temía, cuando los médicos, tras una primera exploración determinaron que padecía un esguince de rodilla, lo que parecía un milagro tras ver las aterradoras imágenes por la televisión. Finalmente también tenía dañado el ligamento, por lo que ha decidido visitar al doctor Ramón Cugat. El traumatólogo, por cuyas manos han pasado todos los cracks del fútbol que han padecido una lesión de rodilla, le visitará este miércoles y ambos determinarán la decisión. El quirófano no está descartado. «Hasta que no le vea no se puede hacer un diagnóstico y entonces decidiremos qué tratamiento hay que seguir», explicaba esta mañana el prestigioso médico. Cugat ha querido dejar claro que « hablar ahora de plazos de baja es jugar a la lotería, porque cada rodilla es diferente. Hay que ser prudentes, ver la afectación del cruzado y entonces decidiremos el tratamiento a seguir, si hay que operar o apostar por uno menos traumático. Aún no sabemos qué tratamiento seguiremos, si quirúrgico o no».

El galeno tiene ya todos los datos, facilitados por el club, por lo que ha podido desvelar que «además de la lesión del cruzado, tiene la lesión del ligamento lateral interno, que con terapias biológicas se puede curar. Y en este caso no hay líquido en la rodilla, un hecho que juega a favor del posible tratamiento conservador». No obstante, Cugat ha querido explicar que la intención es que Piqué sane completamente y pueda volver a jugar al máximo nivel: « El objetivo es dejar la rodilla lo más estable posible. Los jugadores suelen preferir el tratamiento menos traumático, si hay posibilidad. El médico propone, pero el que manda es el futbolista, se le aconseja, se le explica y él toma la decisión definitiva». Eso sí, también ha querido recordar que «no es lo mismo tratar una lesión así si el jugador tiene 17 años, que si tiene 33».

«Es una baja importante. Es triste para el jugador y para todo el mundo. Hay que aceptarlo aunque sea difícil», ha explicado Koeman esta mañana antes de viajar a Kiev para jugar mañana el cuarto partido de esta fase de grupos de la Champions. El técnico se queda con un solo central (Lenglet) para afrontar los próximos partidos, aunque ha repasado el estado del resto de zagueros. «Sabemos que Umtiti es un central que lleva bastante tiempo lesionado y nuestro plan con él es que se ponga en condiciones de jugar en unas dos semanas. Lleva mucho tiempo sin jugar. El último partido que disputó fue en junio. Aún debe recuperarse», comenzó. Y reconoció que «es una posibilidad que juegue Mingueza. Araujo se está entrenando individualmente cada día. No vamos a arriesgar mucho y no queremos hacerlo. Cuando hay bajas damos oportunidades a otros jugadores». El técnico, eso sí, justificó algunas decisiones que se tomaron este verano: «No ha sido una decisión resignada por mi parte que se fueran Todibo o Cuenca en verano. Tenían que tener minutos. No son decisiones malas. Se trata de que ellos tengan futuro».

Ver los
comentarios



Source link

También pueden gustarte

Leer Más