Internacionales

El caso de Jorge Andrés Saavedra Bedoya

Jorge Andres Saavedra Bedoya

El pasado 31 de octubre fue detenido Jorge Andrés Saavedra Bedoya en una unidad educativa ubicada al norte de Quito mientras dictaba clases. Su detención se debió a que, fue acusado de abuso de menores y tenencia de material pornográfico infantil.
Saavedra, fue profesor durante 20 años y además de dar clases en unidades, daba clases privadas en su vivienda a los alumnos que tenían calificaciones bajas.

Según el Cuerpo de Investigaciones, el profesor se mudaba constantemente de ciudad para no levantar sospechas, ni denuncias por parte de sus víctimas. Por esta razón, no pasaba más de un año en una ciudad entre Colombia y Ecuador.

Se estima que el número de alumnos abusados sea de 100

La Fiscalía dictó orden de detención contra el profesor luego de recibir la denuncia de una de sus víctimas, a la cual se le realizaron las pruebas correspondientes; como el relato de los hechos, identificación del agresor, informes psicológicos, pruebas forenses, entre otros, que determinaron la culpabilidad de Saavedra.

Luego de su captura, la policía ha recibido decenas de denuncias en contra de Jorge Andrés Saavedra Bedoya. Según el Cuerpo de Investigaciones, se estima que, el número de víctimas alcance la cantidad de 100 alumnos abusados por su parte.

Una de las madres de las víctimas reveló cómo Jorge Saavedra cometía sus actos lascivos:

“En las clases particulares le colocaba películas pornográficas y le decía que eso era normal, que eso hacían los amigos… Luego tocaba sus partes íntimas, mientras grababa con su celular. Es un dolor muy grande y como madre solo deseo que ningún niño pase más por esto. Seguiré alzando mi voz hasta que no haya ni un Jorge Saavedra más.”

Saavedra manipulaba y engañaba a sus alumnos

Su modo de operar era hacerse pasar por el “profesor amigo”, para luego, con mentiras, manipulación y chantajes, abusar sexualmente de ellos. El profesor durante las clases privadas mostraba a sus alumnos películas para adultos para luego abusar de ellos y grabarlos con su celular, para posteriormente, vender ese material a mafias dedicadas a la pornografía infantil.

El detenido confesó tener varios años trabajando para una mafia ubicada en Venezuela a la que les envió un estimado de 200 fotos y 60 vídeos, por el que recibió un pago de 200 mil dólares en criptomonedas para evitar dejar rastros. Autoridades no descartan la posibilidad de que la red esté presente en diferentes países de Latinoamérica.

En la pesquisa realizada en su vivienda, se pudo encontrar en equipos informáticos material audiovisual de los menores de edad siendo abusados por parte del profesor; además de ropa interior infantil y diferentes pertenencias de los alumnos.

Familiares de las víctimas protestaron en su contra exigiendo justicia

A las afueras de la Corte Nacional de Justicia de Quito protestan los familiares de las víctimas del profesor ecuatoriano acusado por abuso de menores y distribución de material pornográfico. Con pancartas exigen la pena máxima para Jorge Saavedra por los delitos cometidos.

La comunidad de Pichincha, se encuentra consternada por los hechos y han realizado protestas en la Fiscalía para exigir justicia y la máxima pena para Jorge Saavedra.
Debemos alzar la voz para que no exista ni un Jorge Saavedra más. Le confiamos nuestros hijos a este profesor y él se aprovechó. Exigimos justicia para todos los niños abusados por este monstruo”. Expresó vecina de la comunidad de Pichincha.

Jorge Andrés Saavedra Bedoya conocido como “El Monstruo de Pichincha”

Poco se sabe de Jorge Saavedra, debido a que, era una persona de pocas amistades y familia; además que era una persona inestable, ya que, se mudaba constantemente de ciudad para evitar las denuncias y sospechas.

El profesor de 45 años ejerció como docente durante 20 años y los últimos años estuvo dando clases en diferentes ciudades, entre Colombia y Ecuador. Saavedra se ganaba la confianza de los padres para que permitieran dejar a sus hijos a solas con él durante las clases privadas que dictaba en su vivienda.

Conversamos con personas de la comunidad de Pichincha que llegaron a conocer al detenido, y lo describen como una persona reservada y de pocas palabras. Sin embargo, todos coincidieron en jamás imaginarse que detrás de la fachada de profesor, había una persona perversa y de malas intenciones.

Otros profesores de la unidad educativa, que compartían clases con Jorge Saavedra, expresan sorprendidos que, no pensaban que eso estaba sucediendo durante las clases. Mostraron solidaridad con los padres de las víctimas y exigieron justicia contra el profesor.

Según un análisis psicológico realizado a Saavedra, se concluyó que, era una persona que utilizaba la manipulación a su favor, elegía a sus víctimas bajo el mismo patrón: alumnos que vivían en hogares disfuncionales, con bajas calificaciones y de personalidad tímida.

Sentencia de 30 años de cárcel para el profesor

Un juzgado ecuatoriano dictó una sentencia de 30 años de cárcel para el acusado Jorge Saavedra, por los delitos antes mencionados que se presentan en el Código de la Niñez y la Adolescencia.

Estadísticas alarmantes en Ecuador sobre abuso sexual infantil

Según la Corporación Excelencia en la Justicia (CEJ), se estima que, en Ecuador se han presentado 28.200 denuncias por delitos sexuales contra menores de 14 años en 2020, que también cifra el número de personas en las cárceles por la misma razón en 14.516.

La Policía Nacional expresa que, si se quiere proteger a los menores, hay que educar para la prevención, escuchar a los niños y tratar a sus potenciales verdugos, ya que, según el estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños, gran parte de la violencia sufrida por los menores de 14 años ocurre en el hogar, a manos de sus padres, cuidadores y familiares.

También pueden gustarte

Leer Más