Política

El arte de la redacción web: 5 claves para mejorar tu blog

El arte de la redacción web: 5 claves para mejorar tu blog


redaccion-web

La redacción web tiene un swing que si lo aprendes a llevar te convertirás en un pro.

Y si eres de los que piensa: ¡que va, yo sé escribir! Total, se trata de redactar bien, darle formato al texto e investigar.

Pues, no estás en lo cierto, pero tampoco te equivocas.

¡No estoy divagando!

La redacción web es diferente en su estructura, lenguaje y composición a la de cualquier escrito que has hecho en la universidad o el trabajo.

Debes escribir para los humanos y para los buscadores, con una estructura diferente (nada de justificar textos), con un lenguaje ajustado al lector e hilando las ideas como quien está «echando un cuento».

Y no me he olvidado en lo que tienes razón, debes investigar.

Ahora hablemos de esos consejos que te ayudarán a redactar textos para blog que cautiven a tu audiencia y que contribuya a que los algoritmos sepan de que va ese montón de palabras.

1. ¿Qué quieres decir?, ¿cómo vas a decirlo?, ¿para quién es?

Son tres preguntas que te debes contestar antes de empezar a escribir:

  • ¿Qué es lo que vas a comunicar con la entrada en el blog? vas a educar, entretener o informar. Y de qué tema vas a hablar.

Debe ser un contenido que agregue valor a quién lo lea.

  • El cómo es importante, decidir si vas a redactar un post, una guía, checklist, …

Además del lenguaje utilizado, si es un tema técnico hacerlo comprensible para las personas que no entienden ni media papa de esos palabros.

  • ¿Quién lo leerá? Si tu público objetivo es variado enfócate solo en uno.

Ponte en su lugar y háblale de lo que le interesa y en su lenguaje.

2. Estilo

Ponle Flow a tu post. Que no se trata de escribir como estamos acostumbrados en una carta o comunicado, es redacción web.

  • No se justifican los textos porque la lectura online es en forma de F, nuestro ojo está acostumbrado a ello y cuando es diferente nos dispersamos al leer.
  • Usa frases cortas y evita bloques de textos mayores de las 4 líneas.
  • Viñetas, enumeración, bullet, … Son necesarios para darle movimiento al escrito.

Aunque es importante la información que vas a compartir hazlo con «estilacho» te da mayores probabilidades de que guste más que un post cuadrado.

3. Escribe para los humanos, pensando en los algoritmos

Las personas te dan el visto bueno, el reconocimiento y la fidelidad.

Mientras que los motores de búsquedas te dan el posicionamiento. No es lo mismo ser el primero, que el último de la fila cuando se reparte visibilidad.

Así que, no te olvides de buscar palabras claves, incluirlas a lo largo del texto, de una manera natural tanto para el ojo humano como para la inteligencia artificial.

Escribe igual que si estuvieses hablando con una persona, pero tampoco vayas a exagerar y hacerlo como quien entabla una conversación, se trata de equilibrar el lenguaje.

Debes usar los elementos básicos de cualquier oración. Recuerda que cuando hablamos a veces repetimos ideas y palabras, que de forma oral es natural, pero escrita no se lee bien y menos en la redacción web.

4. Escribe sin paja, que no es un establo ¡es un blog!

Muchas veces cuando vamos a decir algo damos más vueltas que un perro para echarse.

Ve directo al grano, sin rodeos, sin vocablos rebuscados para que el lector piense que eres muy inteligente (no se pone en duda que lo seas) y de tantas palabras vacías termina perdiendo el interés.

Sobre todo, cuando vayas a explicar algo. Hazlo de forma clara y precisa.

Tampoco rellenes con información irrelevante porque quieres hacer una publicación larga, es preferible una corta que deje con ganas de seguir bailando a tu ritmo y que termina esperando la próxima canción (entrada del blog).

5. ¡Por los clavos de cristo! Las reglas ortográficas no son para saltarlas

Está bien, te he dicho que escribas como el que «echa un cuento» pero no por eso te vas a olvidar de que la gramática tiene reglas y que si no la seguimos el texto pierde su Flow.

Ya que, no es lo mismo. Imagina a un(a) chico(a) bien arreglado(a) y que huela mal ¡que espanto!

Cuando tengas dudas consulta a la Real Academia, pasa el texto por el corrector ortográfico de Word y remata con uno online (hasta Google docs. te sirve).

Estamos claro que nadie es perfecto y se puede pasar un punto, una coma o hasta un espacio. Pero es imperdonable un «herror» (sí con hache, que lo he visto así en un blog) o sopotocientos de comas y puntos. Ni tampoco que brillen por su ausencia y que vaya a faltarte el aire mientras lees.

Todo debe estar en su justo lugar y bien escrito.

En fin, lo importante es que escribas de manera genuina, porque estamos claros que cada uno tiene su Flow único y por eso somos reconocidos.

Pero recuerda que la redacción web es más dinámica, hay que darle forma al texto, ritmo (como un vals, no un reggaetón) para que se haga amena y que si has llegado a las 2000 palabras quien te lee ni cuenta se dé.

Porque me ha pasado que no he leído ni 100 palabras y quiero salir corriendo de ese blog (¡la verdad! salgo de inmediato), ya mi forma de leer ha cambiado por completo y también la de escribir.

Y, seguro que la tuya y la de tus lectores.

¿Tienes algún otro consejito en el tintero? Yo me he quedado con unos que son menos relevantes, porque quiero que también hagas tu aporte. ¡Dejálo en los comentarios!



Source link

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

También pueden gustarte

Leer Más