Entretenimiento

Domingo Jimnez Beltrn: «Hemos llegado al clmax para el cambio»

Domingo Jimnez Beltrn: "Hemos llegado al clmax para el cambio"


Domingo Jimnez Beltrn (Zaragoza, 1944) encontr su lugar en el mundo al oreo del Mediterrneo y en la costa murciana. El que fuera primer director ejecutivo de la Agencia de Europea de Medio Ambiente (AEMA) quiso poner en prctica sus ideas en esa finca en guilas que se ha convertido en referente obligado de lo que l mismo llama «la autosuficiencia conectada».

Todo lo aprendido y experimentado en las ltimas dos dcadas lo ha transplantado ahora a su nuevo proyecto, la Fundacin Castillo de Chuecos, con la idea de convertir una finca de 500 hectreas en algo as como «el Central Park de la sostenibilidad en las regiones mediterrneas». Desde all, Jimnez Beltrn, ingeniero industrial y pionero de las polticas de calidad del aire, gestin del agua y conservacin de la naturaleza en Espaa, hace un repaso al impacto de la pandemia y al futuro energtico para llegar a una conclusin: «Hemos llegado al clmax para el cambio«.

PREGUNTA: La pandemia ser un frenazo o un acicate para la transicin energtica? No existe acaso el riesgo de una marcha atrs con la crisis econmica?

RESPUESTA: Parafraseando a Einstein, no podemos salir de una situacin con la misma lgica que la propici. Nuestro modo de producir, consumir y vivir es el que ha contribuido a transformar los eventos de la naturaleza en catstrofes. El ‘cv’ (coronavirus) y el ‘cc’ (cambio climtico) nos han cargado de razn para acometer cambios ambiciosos y urgentes. Hemos llegado a lo que yo llamo el clmax para el cambio. No podemos volver a la ‘normalidad’ pre-pandemia, ni seguir instalados en el cortoplacismo. La salida a esta crisis es verde. La ecologa no tiene que verse como un obstculo, sino que ha de estar necesariamente en el centro de la nueva economa.

P: Se habla mucho de la «recuperacin verde», pero hasta ahora no hemos visto apenas accin. Como ex director de la AEMA, cul debera ser el papel de la Unin Europea?

R: La recuperacin verde es la gran oportunidad para la UE para liderar el necesario cambio global. Hay propsito, mostrado en el ‘Green Deal’ (‘Acuerdo Verde Europeo’). Hay visin, como puede verse en las hojas de ruta para el 2050. Y hay recursos comunitarios, que se duplican en el Marco Plurianual 2021-27, hasta superar los dos billones de euros… Pero es muy importante que el Plan de Recuperacin sea un Plan de Reconstruccin. Y hay que garantizar que las inversiones sean lo ms verde posibles y ambientalmente sostenibles, segn el nuevo reglamento comunitario, para el evitar el ‘greenwashing’. Los estados miembros estn emplazados para presentar su planes nacionales antes del 15 de octubre. Estaremos a la altura? Lo sabremos en esa fecha.

P: La Comisin Europea ha anunciado esta semana el objetivo una reduccin de las emisiones del 55% en el 2030 Est realmente a nuestro alcance?

R: Es algo que ya estaba hecho con las lneas marcadas. Y la verdad es que se puede aspirar a ms, al 60% que reclama el Parlamento Europeo. Y se puede aprovechar esta oportunidad para impulsar una poltica comn de energa y clima, lo mismo que existe una poltica comn agraria. El objetivo sera consolidar a la UE como el primer Estado Red en versin moderna…

P: Usted aboga por un cambio «disruptivo» en el sector energtico Es viable en medio de una situacin de crisis?

R: Los sectores energtico y elctrico (a los que se suma tambin el de la automocin, con la irrupcin del vehculo elctrico) quieren una transicin pausada y tranquila, para que no se devalen demasiado rpido sus activos txicos ligados a la economa de carbono. Pretenden ganar tiempo para mantener su posicin dominante en la economa descarbonizada, frente al poder distribuido que facilitan las renovables y la autosuficiencia conectada a todos los niveles. La tecnologa ms disruptiva es la fotovoltaica, pues permite una energa distribuida, sostenible, accesible y segura. A partir de un cierto momento se ha convertido adems en econmicamente ventajosa y empoderadora de los ciudadanos, frente a los oligopolios energticos, verdaderos centros de poder (bien llamadas en ingls «power stations») y demasiado cercanas a los gobiernos.

P: Explquenos en pocas palabras la «autosuficiencia conectada», ese concepto que lleva defendiendo y poniendo en prctica desde hace aos contra viento y marea…

R: El desarrollo y la diseminacin de la autosuficiencia conectada lo he trabajado conjuntamente con Juan Requejo Liberal y ambos lo hemos aplicado tambin de forma individual. Digamos que es la alternativa al sistema integrado y controlado por los oligopolios elctricos… Gracias a las tecnologas renovables, todos podemos aspirar a generar energa equivalente para nuestro consumo en nuestro entorno inmediato. En la medida de lo posible, esto debera acometerse de forma conectada y con sistemas mallados, para que sea posible disponer de aportes externos o volcar excedentes.

P: Y no pesa an el estigma que le pusieron al autoconsumo como respuesta «poco solidaria» frente a la red?

R: La autosuficiencia conectada no es solo ms sostenible, sino tambin menos vulnerable y ms resiliente que un sistema centralizado. La epidemia del coronavirus ha mostrado la necesidad de resiliencia de las comunidades locales para un futuro deseable, algo que ya era evidente con el problema del cambio climtico… La autosuficiencia conectada permite precisamente crear redes ms resilientes, con nodos conectados y con capacidades diversificadas. Una red debera servir para la colaboracin, y no para la dominacin y la explotacin.

P: Ese modelo es vlido ms all de las viviendas unifamiliares? Se puede trasplantar a las ciudades y a gran escala?

R: Por supuesto que es aplicable a ciudades y barrios. Ya hay ciudades incluso de un tamao significativo como Copenhague, cuyos planes de emisiones cero partir del 2025 implican la autosuficiencia conectada a partir de esa fecha. Para las grandes ciudades, la intervencin o planificacin debe ir por barrios, que son unidades en muchos casos con su propia entidad socioeconmica.

P: Usted se empe en poner en prctica sus ideas en su finca en guilas (Murcia) Hasta qu punto ha logrado su sueos?

R: Mi idea compartida con Ellin (mi compaera noruega) era ni ms ni menos que intentar vivir mejor y de una manera sostenible, respondiendo a una pregunta muy murciana: «Esto se ‘pu’ hacer?». Lo que quisimos fue aunar calidad de vida con el uso eficaz y eficiente de recursos y bajo el concepto siempre imperante de la autosuficiencia conectada, algo que logramos en el 2002 y reforzamos en el 2008 con nuevos paneles fotovoltaicos y un generador elico. Eso nos permiti alcanzar un balance neto, de modo que producir ya ms de lo que consumimos (incluida la energa para una desaladora domstica, que puede convertir en agua potable hasta 10.000 litros extrados de un pozo playero). La mayor parte del agua la usamos para el riego de una huerta de casi una hectrea, cargada de rboles frutales (naranjos, limoneros, higueras, almendros… y tambin mangos, aguacates y guayabos). De modo que la respuesta a la pregunta murciana es: «Se puede hacer». Todo el mundo podra beneficiarse de las ventajas de la autosuficiencia conectada si somos capaces de organizarnos.

P: Y ahora da un paso ms all con el Centro para la Sostenibilidad en las Regiones Mediterrneas… Cmo va el proyecto?

R: Esto es un empecinamiento mo, la gestin societaria de la finca de Chuecos de Arriba, en plena Sierra de la Almenara. Es un espacio bastante grande, de casi 500 hectreas. Un tercio es bosque mediterrneo, hay asentamientos de la edad de bronce y una fortaleza rabe derruida. Queremos convertirlo en un centro demostrativo, con un proyecto pionero de riego con sol, con aportacin de agua de la desaladora de guilas, mediante el bombeo con energa procedente de dos plantas fotovoltaicas y con un depsito de acumulacin. La idea es preservar los canales naturales, respetar la mximo el ecosistema y en todo caso introducir cultivos promisorios autctonos (olivos, algarrobos, almendros) y otro ms adaptados a los rigores del cambio climtico (aloe vera, moringa, argn). Estar gestionado por la Fundacin Castillo de Chuecos y estamos en fase de captacin de «amigos», mecenas y socios protectores activos. La esencia del proyecto ser un campus, con la colaboracin de la Universidad de Murcia y la Universidad Politcnica de Cartagena, con la rehabilitacin de la casa-cortijo con mximos criterios ecolgicos. La meta es sembrar conocimiento del territorio y compartirlo, e impulsar de paso un cambio en los modelos de gestin de los recursos naturales. Algo as como el Central Park del Mediterrneo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarte

Leer Más