Economía

Carta al general Vicente Narváez Churión


Señor general de división

Vicente Narváez Churión

Miami, Estados Unidos

 

Mi general:

Le respondo su nota dirigida a la directiva del Frente Institucional Militar y a nuestros compañeros de armas en las cuales usted critica, de manera desconsiderada, que mi nombre aparezca avalando un comunicado, por medio del cual dicha organización opina que no se debe participar en las próximas elecciones parlamentarias, al haber mantenido públicamente una posición contraria

Siempre he sostenido que llamar a la abstención es un error, ya que esa convocatoria,  en sí misma, no tiene efecto alguno y mucho más si se hace faltando cinco meses antes de las elecciones del 6 de diciembre, porque, normalmente, todas las elecciones legislativas se caracterizan por una elevada abstención, la cual no ilegítima el resultado electoral. Es diferente que la oposición unida se retire, pocos días antes de las elecciones parlamentarias, denunciando la falta de condiciones para que dichas elecciones puedan ser consideradas democráticas, justas y equitativas.

Esa es mi particular opinión, la cual, jamás ha variado en el tiempo, sin dejar de exponer mis razonamientos en todos los artículos que he escrito sobre el tema. Además, es suficientemente conocido por usted que los comunicados del Frente Institucional Militar sobre diferentes temas, por razones de tiempo y oportunidad, son redactados y publicados por un grupo de nuestros compañeros, autorizados por todos los miembros de la organización, sin previa consulta a cada uno de nosotros sobre el contenido de lo que publican. Simplemente se acompaña el mensaje con el aval de “los abajo firmantes”. Esto es posible porque todos compartimos el mismo anhelo de superar la tragedia que padece nuestro país; pero ello no significa que no podamos disentir con nuestras opiniones personales. Como puede usted apreciar, lo que ha ocurrido no es una posición de “oportunismo” o de “ganas de pescar en río revuelto”, sino la imposibilidad  de hacer circular el documento entre sus miembros antes de ser publicado.

Sin embargo, hay que entender que el contenido del documento en cuestión expresa la manera de pensar del Frente Institucional Militar, obtenida mediante un consenso entre sus redactores, y no la opinión particular de cada uno de sus miembros. En mi caso, no me causa molestia que mi nombre aparezca en ese o en cualquier otro documento del FIM sea cual sea la posición que se mantenga. Son más las causas que me unen al FIM desde su fundación, en nuestra lucha por restablecer la democracia y el profesionalismo de la Fuerza Armada Nacional, que la defensa de una posición personal sobre este o cualquier otro tema. Solo me queda esperar que esta carta pública disipe sus dudas sobre mi proceder, el cual, como siempre, ha sido absolutamente serio, claro y responsable.

Atentamente,

Fernando Ochoa Antich

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!




Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más