Política

Autoproclamada presidenta rindió homenaje a los asesinos del Che Guevara


09.10.20 – A solo dos semanas de las elecciones generales, el Gobierno de facto de Bolivia homenajeó este viernes como «héroes» a los militares que mataron a Ernesto «Che» Guevara hace exactamente 53 años. Además, Jeanine Áñez, la titular del gobierno, aseguró que el país enfrentó en los últimos años «un enemigo en casa» y advirtió que cualquier extranjero «sea cubano, venezolano, argentino» que vaya a «causar problemas, encontrará la muerte».

«Expreso con orgullo y satisfacción mi sincero desagravio a la memoria de estos héroes bolivianos», dijo Áñez al iniciar el acto de conmemoración del 53 aniversario de la muerte del Che en referencia a los militares que lo mataron y a quienes fallecieron en esos enfrentamientos.

«La lección que dimos los bolivianos al mundo con la derrota y la muerte del Che Guevara en Bolivia es que la dictadura comunista aquí no tiene paso. Ni la comunista, ni la fascista, ni la populista, ninguna dictadura pasará ni echará raíces en esta nación (…) lo que jamás permitirá la tradición republicana del pueblo boliviano es la instalación de la tiranía», afirmó la senadora que asumió el poder en una sesión del parlamento sin quorum luego que Evo Morales renunciara, denunciara un golpe de Estado y tuviera que abandonar el país.

La celebración de victoria del Gobierno transitorio, transmitida por la televisión estatal, contrastó con los homenajes al Che con que el expresidente Evo Morales (2006-2019) recordó, en los 14 años pasados, la muerte del mítico guerrillero en su intento por desarrollar en Bolivia una revolución comunista.

En el acto en la ciudad oriental de Santa Cruz, al que asistieron excombatientes bolivianos contra la guerrilla, Áñez no ahorró palabras para condenar el «terrorismo guerrillero» y los «asesinatos cobardes» que atribuyó al movimiento liderado por el combatiente argentino-cubano., según la agencia de noticias rusa Sputnik.

El Che abandonó Cuba para ponerse al frente del movimiento guerrillero en el sudeste boliviano. Peleó durante siete meses hasta que fue herido y capturado el 8 de octubre de 1967 y ejecutado al día siguiente en una prisión improvisada en un caserío de la región, en la localidad de La Higuera, en el departamento de Santa Cruz.

Además de Áñez, el ministro de Defensa, el militar Luis Fernando López, también se dirigió a las fuerzas retiradas.

«Tuvimos que luchar con la incomprensión de los políticos que nos gobernaron. Tristeza da saber que no solo se luchó con Ejércitos enemigos, sino que en estos últimos años tuvimos un enemigo en casa, un episodio vergonzoso, que intentó bajar la autoestima, desvirtuar la historia de una de las victorias del siglo XX», aseguró el ministro en clara referencia al Gobierno de Morales, que declaró esta fecha como el Día del Guerrillero Heroico.

El expresidente Morales pidió refugio en Argentina tras el golpe de Estado en Bolivia y, desde entonces, apoya desde Buenos Aires la campaña de su exministro de Economía y candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, para ganar la Presidencia el domingo 18 de octubre.

Con información de Sputniknews / Tiempo Argentino





Source link

También pueden gustarte

Leer Más