Entretenimiento

«Aquí nos han tratado de manera más digna»

«Aquí nos han tratado de manera más digna»



Actualizado:

Guardar

Me llamo Isabel, soy española y resido en Luxemburgo. Hasta hace poco más de un año vivía en Málaga y ejercía como abogada independiente en un despacho que abrí en 2005.

A finales de 2018, tras terminar su tesis y conseguir su doctorado, mi marido recibió una oferta de empleo de la universidad de Luxemburgo.

Las condiciones laborales aquí son tan buenas que los sueldos de cualquier titulado universitario son iguales a los de algunos gobernantes españoles. Además se hablan varios idiomas, así que para mi hija lo vi una gran oportunidad.

Cerré mi despacho e hice las maletas. Si en ese momento tuve alguna duda sobre marcharme, ahora, con la crisis de la Covid-19, no me queda ninguna.

Me ha dado mucha pena ver cómo mi familia y todos los españoles han sufrido durante este tiempo. Cómo el Gobierno les ha ido ocultando cosas, negando los beneficios del uso de mascarillas, no informando del número real de contagios y muertos, etcétera.

En Luxemburgo nos confinaron también, pero nos han tratado de manera más digna, proporcionándonos mascarillas gratuitas, haciendo test PCR a todos los residentes y a los que no residen pero trabajan aquí. Incluso, para fomentar el turismo, han regalado bonos para una noche de hotel. Y lo más importante: nunca nos han mentido.

Estoy triste porque mi familia y amigos están lejos, pero feliz porque con el confinamiento allí estaría llena de deudas y sin ingresos en mi despacho.

Me da tanta pena mi España querida, un gran país, con gente maravillosa, trabajadora pero empobrecida, con circunstancias económicas y laborables precarias e impensables en el resto de Europa. Y sobre todo con un Gobierno sin rumbo desde un principio y ahora con la pandemia aún más desorientado.

Adoraba mi profesión de abogada, pero en España ser abogado puede tener muchos altibajos económicos. No hay grandes despachos que te contraten, la gran mayoría son autónomos y muchos viven de manera precaria. Y con esta crisis la gente no va a gastar su dinero en pleitos.

Así que me considero afortunada y estoy contenta a pesar de no estar cerca a de mi familia. Aquí mi hija aprende en tres idiomas, tenemos unos ingresos muy dignos y los impuestos se invierten en la población, lo que hace que tengamos cosas como el transporte público gratuito o recibamos casi trescientos euros mensuales para todos los niños sin tener en cuenta los ingresos de sus progenitores. Puedo ir de vacaciones y seguir en contacto con los míos, aunque esto mientras exista la pandemia sea más complicado.

* Isabel Berdugo Almellones es abogada y reside en Luxemburgo.

Si tú también quieres compartir tu testimonio sobre cómo estás viviendo la situación provocada por el coronavirus puedes hacerlo escribiendo a testimonioscoronavirus@abc.es

Debes indicarnos tu nombre completo, DNI y lugar de residencia. Seleccionaremos las historias más representativas para publicarlas en ABC.es

Isabel BerdugoIsabel Berdugo



Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más