Entretenimiento

Al menos tres muertos en el incendio de una nave okupada de Badalona

Al menos tres muertos en el incendio de una nave okupada de Badalona


Barcelona / Badalona
Actualizado:

Guardar

El incendio que devoró durante la noche de ayer una gran nave okupada de Badalona (Barcelona) provocó al menos tres muertos, dos heridos críticos, cuatro en estado grave y once personas más afectadas de diversa consideración. A su vez, los Bomberos de la Generalitat continúan trabajando en el lugar y no descartan que pueda haber más víctimas, pues no han podido acceder todavía al interior. La estructura está en inminente riesgo de derrumbe.

A escasos cincuenta metros del edificio, ahora en ruinas, se amontonaban esta mañana algunas bolsas con ropa y botellas de agua vacías traídas por los vecinos, que se apresuraron anoche a atender a los desalojados con lo que tenían por casa, ofreciendo abrigo, algo de cena y mascarillas. «Salían con lo puesto, y hacía mucho frío», cuenta a ABC Imanol Olite, que vive en la misma calle Tortosa. Relata el miedo que pasó viendo la estructura arder desde su casa. «Todo el mundo sabía que allí vivían muchísimas personas, el ayuntamiento nunca había hecho nada por dignificar su situación, vivían en un edificio muy antiguo y dañado», apunta. «En el barrio esto estaba totalmente normalizado», añade.

Entre la conmoción de los vecinos, bomberos y policía trabajan este mediodía a destajo, mientras decenas de curiosos y un gran número de periodistas observaban atentos la evolución de la escena. Los bomberos esperan poder evaluar pronto el estado exacto de la estructura y decidir las maniobras que se llevarán a cabo para entrar, así como para determinar de qué forma se puede rescatar uno de los dos cadáveres que aún permanece en el interior del edificio. «Sabemos que puede haber más personas, pero la situación está muy comprometida», ha admitido ho el jefe operativo de los Bomberos de la Generalitat, David Borrell, en una atención a los medios.

El estado «muy precario» de la finca -formada por dos naves de tres plantas conectadas entre ellas- hace que la inspección del interior sea «muy compleja», ha explicado Borrell. En el edificio industrial, abandonado desde hace años y ubicado en la calle Tortosa del barrio badalonés de Gorg, suelen pernoctar más de un centenar de personas sin hogar.

Varias de las personas que residían en el inmueble se lanzaron al vacío desde el tejado del edificio con el fin de salvarse de las llamas. Después, los bomberos pudieron evacuar a una treintena de afectados -entre los que no consta que hubiera menores- por la cubierta del edificio y las fachadas delantera y trasera. Los Bomberos a primera hora de esta mañana, y tras haber trabajado durante toda la noche, han anunciado que tienen el fuego controlado pero se están encontrando con muchas dificultades para acceder a la vivienda por la situación de la estructura del edificio.

Una de las personas que habitualmente pernoctan en la nave fue quien minutos antes de las nueve de la noche de ayer dio aviso del incendio, y los servicios de emergencias desplazaron una treintena de equipos de Bomberos de la Generalitat y de la ciudad de Barcelona. Pese al enorme despliegue, necesitaron toda la noche para controlar el fuego. Las llamas alcanzaron tal desarrollo que los bomberos temían por la caída de la estructura de la nave industrial. La prioridad de los Bomberos era sofocar las llamas y después perimetrar la nave para investigar el origen del incendio, pero esta fase está todavía lejos. Una vez que los bomberos apaguen el fuego será el momento de que revisen las ruinas de la nave para comprobar si han quedado más personas atrapadas.

La nave industrial estaba abandonada, a pesar de lo cual decenas de personas sin hogar vivían en su interior. Al menos sesenta personas estaban ayer en el interior cuando se produjo el siniestro, según informó el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol. El ayuntamiento habilitó a los afectados un lugar en las dependencias de servicios sociales para que pudiesen dormir la primera noche y durante los próximos días.

Un problema desde hace una década

La población que pernocta en la nave, okupada desde hace una década, suele fluctuar entre las cien y las 150 personas. La mayoría son de origen subsahariano, según fuentes municipales. García Albiol recordó que desde el consistorio llevaban tiempo «advirtiendo de que podía producirse una desgracia». En la la tarde de ayer, como suelen hacer en la zona con perioricidad, la Guardia Urbana y la Policía Nacional habían establecido un control perimetral de la zona por «problemas de civismo y convivencia». Dotaciones de Seguridad Ciudadana de los Mossos d’Esquadra investigan los hechos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado esta mañana sus condolencias por este «trágico» incendio. «Siento profundamente la pérdida de vidas humanas y agradezco el gran trabajo de los servicios de emergencias, que han salvado a decenas de personas entre las llamas», ha escrito el jefe del Ejecutivo en Twittter.

Ver los
comentarios



Source link

También pueden gustarte

Leer Más