Política

Agrotóxicos | El 41% de los vegetales que consumes tiene residuos de plaguicidas – El Salto

Agrotóxicos | El 41% de los vegetales que consumes tiene residuos de plaguicidas - El Salto


Un pimiento comercializado en el mercado español con residuos de 33 plaguicidas. Una manzana con 31 de estos agrotóxicos. Tomates, naranjas, limones, mandarinas, uvas de mesa o pomelos con más de una veintena de estas sustancias. Son algunas de las preocupantes cifras que ofrece el tercer informe sobre plaguicidas y agrotóxicos Directo a tus hormonas: guía de alimentos disruptores, elaborado por Ecologistas en Acción y presentado este 14 de julio. 

El documento analiza 2.711 muestras de alimentos y ha encontrado residuos de plaguicidas en 927 de ellas, un 34% del total. Si solo se toman en cuenta las frutas y verduras analizadas, la proporción aumenta aún más: un 41,69% contenían agrotóxicos. 

“En todos los alimentos analizados encontramos 137 tipos de pesticidas”, señala Koldo Hernández, coordinador del informe y portavoz del grupo de trabajo de Contaminantes Químicos de Ecologistas en Acción, “y aún así el panorama descrito es muy parcial: España es, dentro de los países de la UE, uno de que menos análisis hace”.

En concreto, según los datos más recientes, España realizó un total de 467.443 analíticas en 2018 , tal como se desprende del último informe de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan). “Esta cifra tomada de manera aislada puede parecer muy elevada”, indican desde EeA, “pero empleando el indicador usado por la UE de número de muestras por cada 100.00 habitantes sitúa a nuestro país en las últimas posiciones del ranking europeo, concretamente en el antepenúltimo lugar, con 5,6 muestras por cada 100.000 habitantes, mientras la media europea asciende a 17,6”.

Líderes en agrotóxicos

Los datos apuntan a que España es el mayor consumidor de pesticidas de Europa, tal como recoge la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) que, con cifras relativas al año 2017, señala que se comercializaron 71.987 toneladas de plaguicidas en el país.

El informe de Ecologistas en Acción analiza la existencia tanto de sustancias autorizadas como no autorizadas (DDT, lindano o endusolfán, entre otras) y, como indica Hernández, del total de agrotóxicos encontrados, “53 son sustancias prohibidas por su elevada peligrosidad para el medio ambiente y para el ser humano, como es el caso del DDT”.

Para el coordinador, del informe, “esto es posible porque la legislación europea permite que aunque una sustancia este prohibida tiene su valor límite de residuos: se permite que siga apareciendo en los alimentos que comemos, con lo que, desde nuestro punto de vista, se prima el comercio a la salud humana”. 

Los resultados de los análisis de la Aesan exponen que el 2,1% de los alimentos analizados contenía muestras con residuos de pesticidas por encima de los límites legales permitidos, una cifra superior al 1,8% registrado en 2017. En la UE, la cifra aumenta al 4,5% en 2018.

Alteración genética

El informe hace especial hincapié en los pesticidas que son además disruptores endocrinos, “sustancias químicas fabricadas por el ser humano, en este caso, que alteran el normal funcionamiento del sistema hormonal de un ser vivo”, explica Hernández.

Al menos 36 de estas sustancias, recogidas en el listado de Pesticide Action Network Europe —o 72 si se toma como base un documento de trabajo de la UE—, están presentes en alimentos y productos comercializados en el Estado español, según denuncia el informe. “Están en una amplísima gama de productos de uso cotidiano, desde una manzana a un cosmético, pasando por los cables eléctricos de nuestros hogares”, explica el portavoz ecologista. 

Estudios científicos relacionan la exposición a estos tóxicos con daños en el sistema reproductor femenino y masculino, pérdida de fertilidad, malformaciones congénitas, diabetes y obesidad, daños en el sistema inmune, autismo, síndrome de hiperactividad y diversos tipos de cáncer, como el de mama, próstata, testículos o tiroides, según denuncian desde la confederación ecologista. Además, como apunta Hernández, “pueden tener consecuencias a muy largo plazo y producir cáncer 30 o 40 años después, además de que se está viendo que puede afectar a segundas, terceras e incluso quintas generaciones, según algunos estudios, porque altera el normal funcionamiento del código genético”.

Por estas razones desde Ecologistas en Acción exigen a las administraciones públicas “que pongan medidas urgentes” ante este problema y piden se “prohíban cuanto antes los plaguicidas con capacidad de alterar el sistema endocrino, tal como establece el Reglamento 1107/2009 de plaguicidas”.

Asimismo, demandan a las autoridades  la transformación paulatina del sistema agrario industrializado actual, dependiente de los pesticidas, a un sistema agroecológico, y que se implementen medidas para facilitar la producción distribución y acceso a productos libres de pesticidias de origen agroecológicos.



Source link

Dejar un comentario

También pueden gustarte

Leer Más